Brasil: el Congreso aprueba la enseñanza religiosa en escuelas públicas

Según prevé el acuerdo entre el Estado y la Santa Sede

Share this Entry

BRASILIA, jueves 27 de agosto de 2009 (ZENIT.org).- La Cámara de Diputados de Brasil aprobó el acuerdo entre el Estado y la Santa Sede sobre el estatuto jurídico de la Iglesia en el país, este miércoles en sesión extraordinaria, informa la web del episcopado brasileño.  

El texto prevé la enseñanza religiosa en las escuelas públicas y la inserción de espacios dedicados al culto en los ordenamientos urbanos, exime del pago de impuesto a instituciones religiosas y reconoce las sentencias eclesiásticas en materia matrimonial y los títulos académicos eclesiásticos.  

El Acuerdo ha llegado a la Cámara Federal por vía de urgencia, y se aprobó en sesión extraordinaria, tras un debate de tres horas. 

El Proyecto de Decreto Legislativo 1736/09 sobre el Estatuto Jurídico de la Iglesia Católica está en consonancia con el ordenamiento jurídico brasileño y con la Constitución, aseguró en la sesión el ponente de la Comisión de Constitución y Justicia, Antonio Carlos Biscaia, tras citar cada uno de sus 20 artículos. 

Diversos eclesiásticos y políticos han destacado que el texto formaliza lo que ya existe en la práctica y reconoce la relevancia, histórica y actual, de la Iglesia católica en Brasil. 

El arzobispo de San Sebastián de Río de Janeiro, monseñor Orani João Tempesta, por ejemplo, aseguró que el Acuerdo se adapta a la Constitución de este Estado laico y no concede privilegios extraordinarios a la Iglesia católica, en un artículo publicado el 17 de agosto en la página web de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil.  

El episcopado brasileño sugirió en 1991 la oportunidad de estipular un Acuerdo internacional entre Iglesia y estado, y las negociaciones entre el Gobierno y la Santa Sede empezaron oficialmente en 2006.

En noviembre del año pasado, el Acuerdo fue firmado durante una visita del presidente de Brasil, Lula da Silva, al Vaticano, y ahora, para su entrada en vigor, el Senado deberá ratificarlo. 

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")