Sor Nirmala renueva espiritualmente a protagonistas de la caridad en Asia

Print Friendly, PDF & Email

En un retiro espiritual convocado por el Consejo Pontificio «Cor Unum»

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

ROMA, domingo 6 de septiembre de 2009 (ZENIT.org).- Sor Nirmala Joshi, MC, la primera sucesora de la beata Teresa de Calcuta en la guía de las Misioneras de la Caridad, está renovando la vida espiritual de 450 promotores de obras de caridad en Asia, entre los que se encuentran 5 cardenales y más de 60 obispos de 29 naciones y 260 diócesis.

Es el objetivo de los ejercicios espirituales organizados del 6 al 11 de septiembre por el Consejo Pontificio Cor Unum para presidentes y directores de obras eclesiales de caridad en el continente asiático.

El encuentro, que tiene lugar en la Universidad Católica Fu Jen de Taipei (Taiwán), se centra en las palabras de Jesús: «A mí me lo hicisteis» (Mateo 25,40).

Benedicto XVI ha enviado un mensaje a los participantes en el que expresa su «profundo aprecio y gratitud a aquellos que están comprometidos en la diaconía de la caridad, una actividad esencial de la vida de la Iglesia y una responsabilidad para toda la comunidad eclesial».

Su Santidad asegura a los presentes en Taipei su oración y confianza en que los ejercicios espirituales refuercen en ellos «la virtud de la compasión de corazón por todos los que sufren». 

Sor Nirmala en su predicación está profundizando en la enseñanza de Benedicto XVI en su primera encíclica Deus Caritas est (2005), según explica un comunicado de «Cor Unum» enviado a ZENIT.

En ese documento, el obispo de Roma afirma que el requisito esencial para aquellos que trabajan en las obras caritativas de la Iglesia: «han de ser, pues, personas movidas ante todo por el amor de Cristo, personas cuyo corazón ha sido conquistado por Cristo con su amor, despertando en ellos el amor al prójimo» (n. 33).

«Este don de Dios es el motor escondido que anima la actividad caritativa a través de la respuesta de fe, iluminada por el evangelio, moviendo a los cristianos a amar al prójimo», explica Cor Unum en su mensaje enviado a ZENIT.

«Por esta razón, el Papa llama a una ‘formación del corazón’ (Deus Caritas est, n. 31a) de los promotores de la caridad, tanto profesionales como voluntarios, que el encuentro de Taipei busca fomentar a través de la oración, de la atenta escucha de la Palabra de Dios, de la recepción del Sacramento de la Reconciliación y de la celebración de la Eucaristía».

«La comunión fraterna, vivida junto a hombres y mujeres dedicados a combatir la miseria contribuirá a experimentar la profunda unidad de los discípulos del Señor en este gran continente», añade Cor Unum.

Los participantes están rezando de manera especial por las víctimas del terrible tifón que azotó a inicios de agosto la isla de Morakot provocando la muerte de más de 400 personas y daños por un valor de al menos dos mil millones de dólares.

Este domingo, el cardenal Paul Josef Cordes, presidente de Cor Unum, ha visitado el área más golpeada de Kaohsiung «para llevar el consuelo del Señor a los afectados por la tragedia», revela el organismo vaticano.

Estos ejercicios espirituales de Taipei dan continuidad a los organizados por Cor Unum en junio de 2008, en Guadalajara, México, para protagonistas de la caridad en el continente americano, con quinientos participantes. El éxito de aquel encuentro alentó a la Santa Sede a repetir la experiencia en Asia.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }