Representante ortodoxo ruso: no hay rivalidad con los católicos

Es necesaria una alianza al servicio de los valores, afirma el arzobispo Hilarión

Share this Entry

ROMA, lunes 21 de septiembre de 2009 (ZENIT.org).- La Iglesia católica y la ortodoxa deben ser aliadas a la hora de reafirmar los valores cristianos en el mundo de hoy: así lo declaró el arzobispo Hilarión de Volokolamsk, en una rueda de prensa celebrada tras el encuentro del pasado viernes con Benedicto XVI en Castel Gandolfo.

El prelado, presidente del Departamento para las Relaciones Eclesiásticas Externas del Patriarcado de Moscú, auguró que Benedicto XVI y el Patriarca Kirill puedan encontrarse pronto, durante una conversación con un grupo de periodistas reunidos en la iglesia ortodoxa de Santa Catalina en Roma.

«Nosotros apoyamos al Papa en su empeño por la defensa de los valores cristianos – afirmó – lo apoyamos también cuando sus valientes declaraciones suscitan reacciones negativas por parte de algunos políticos o personalidades públicas, o son recibidas con hostilidad y a veces tergiversadas por parte de algunos medios de comunicación».

«Creemos que él tiene el deber de dar testimonio de la verdad y por tanto estamos también con él cuando su palabra encuentra oposición», añadió el arzobispo.

Precisamente por esto, el arzobispo ortodoxo ha augurado que se realice cuanto antes el encuentro tan largamente esperado entre el Papa y el Patriarca de Moscú.

«Personalmente espero que pronto o tarde se realice el encuentro esperado por muchos entre el Papa y el Patriarca de Moscú. Puedo decir con responsabilidad que en ambas partes existe el deseo de preparar cuidadosamente este encuentro», aseguró.

Un encuentro, declaró, que representaría un gran salto adelante en las relaciones entre católicos y ortodoxos.

Hilarión aseguró que existe actualmente una amplísima posibilidad de cooperación entre ambas Iglesias.

«Ante nosotros – afirmó – se abre el vastísimo campo del mundo descristianizado de hoy».«A estos retos todos nosotros cristianos y particularmente ortodoxos y católicos podemos y debemos responder juntos – añadió -. Juntos podemos ofrecer nuestra visión cristiana de la familia, afirmar nuestro concepto de justicia social, de un empeño por la salvaguarda del medio ambiente, por la defensa de la vida humana y de su dignidad».

La Iglesia «no es un supermercado del espíritu», prosiguió, la Iglesia «hace la vida más plena, más humana y divina».

El prelado manifestó esperar que la relación entre ortodoxos y católicos se desarrolle más intensamente y que se superen pronto los problemas que subsisten entre ambas tradiciones.

El arzobispo Hilarión mostró también que el Patriarcado de Moscú quiere abrir también una nueva página en las relaciones con el Patriarcado Ecuménico de Constantinopla, en nombre de un diálogo abierto y sincero.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")