Chile: Convenio sobre migrantes entre la Iglesia y el Ministerio del Interior

A través del Instituto Católico Chileno de Migración

Share this Entry

SANTIAGO DE CHILE, viernes, 25 diciembre 2009 (ZENIT.org).- El pasado 18 de diciembre, Día Internacional del Migrante, dos importantes convenios a favor de las personas migrantes se protocolizaron en las dependencias del Centro Integrado de Atención al Migrante (CIAMI), de Chile, ante la presencia de decenas de mujeres migrantes que día a día acuden allí.

El primer acuerdo fue un «Convenio de Cooperación Recíproca entre el Ministerio del Interior y el Instituto Católico Chileno de Migración», organismo de la Conferencia Episcopal, que fue materializado a través de las firmas del subsecretario del Interior, Patricio Rosende y del vicepresidente de Instituto Católico Chileno de Migración (INCAMI), padre Algacir Munhak, en representación de sus respectivas instituciones.
 
Una vez efectuado este acto, el subsecretario del Interior y el Director del Servicio Nacional de Menores, Eugenio San Martín, junto a representantes de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), suscribieron un acuerdo que permitirá que todos los niños y niñas extranjeros atendidos por el Servicio Nacional de Menores (Sename), que en la actualidad ascienden a 679, accedan a la red de protección social del gobierno.
 
Según expresó el padre Algacir Munhak, el acto marca un hito en la historia institucional y la Pastoral de los Migrantes. «En los últimos cuatro años INCAMI ha participado activamente en los procesos más significativos de integración de los migrantes y refugiados en la sociedad chilena y en el mundo laboral, en estrecha colaboración con el Ministerio del Interior y el Departamento de Extranjería y Migración».
 
Destacó la importancia del acuerdo por cuanto estrecha aun más los lazos de identidad en relación a los objetivos que mueven al Gobierno de Chile y el INCAMI a trabajar incansablemente a favor de las personas migrantes. «Hemos recibido desde nuestras responsabilidades, los instrumentos que nos permiten trabajar por el bien de los demás y queremos usarlos hasta donde nos sea permitido hacerlo nuestras competencias. El acuerdo sella nuestra disposición al diálogo permanente y constructivo, para que las decisiones tomadas a estos niveles traigan beneficios para muchas personas migrantes», subrayó el vicepresidente de INCAMI.
 
Añadió, que el Día Internacional del Migrante recuerda también el lado menos positivo de las migraciones. «En el plano internacional, la desigualdad de participación a los recursos y medios económicos de parte de millares de personas se ha intensificado de manera preocupante, originando muchos de los movimientos migratorios mundiales».
 
Manifestó que para la Jornada Mundial de Emigrantes y Refugiados impulsada por la Iglesia, para el 2010 el Papa escogió como tema precisamente la realidad de los niños y niñas. En el mensaje, Benedicto XVI, recuerda que en numerosas sociedades, niños y niñas migrantes son las víctimas más vulnerables de los procesos migratorios y poco respetados en sus derechos más elementales, sufriendo las graves consecuencias de los abusos cometidos en su contra.
 
Por esta razón, en relación al convenio entre el Ministerio y el Sename, junto con la OIT, se ha iniciado una Campaña de Acción  Informativa y Preventiva del trabajo y explotación infantil en el contexto de las migraciones, para lo cual ya está previsto para el 2010 la formalización de otros convenios bilaterales para llevar delante de manera más eficaz esta iniciativa.
 
En la ocasión, se presentó además una cartilla sobre migración y trabajo infantil que servirá para capacitar y sensibilizar a los funcionarios de reparticiones vinculadas a estas materias, pues de acuerdo a la primera encuesta nacional sobre el tema al menos 107.000 niños y niñas trabajan en condiciones inaceptables, entre los que se han detectado casos de menores de edad migrantes.
 
Una vez protocolizados los acuerdos, las autoridades recorrieron las dependencias del CIAMI y compartieron un momento fraterno con las migrantes presentes. En cuando al centro -obra de los Scalabrinianos en colaboración con INCAMI–, el subsecretario del Interior, Patricio Rosende, expresó que «la casa me parece fantástica por el concepto de acogida, capacitación, intermediación con empleos, vale decir, por el servicio integral que aquí se entrega a personas migrantes».
 
Al comunicar la firma de este convenio el INCAMI afirma que «es una muy buena noticia y muy relevante, sobre todo en este tiempo en que la tendencia mundial desde los estados es a ‘expulsar’ en vez de a ‘acoger’ y el que como Iglesia seamos partícipes nos alienta».
 
Para más información: www.incami.cl.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")