Cáritas Haití: “El peor desastre” que ha vivido el país

Habla el jefe de emergencias

Share this Entry

ROMA, jueves, 14 de enero de 2010 (ZENIT.org).- «Este es el peor desastre que ha vivido Haití» afirma Joseph Jonides Villarson, jefe de emergencias de Cáritas Haití, para describir la situación que vive el país tras el devastador terremoto del 12 de enero.

«Muchas personas han muerto en Puerto Príncipe. Sus cuerpos yacen por todas partes sobre las calles de la capital. Mucha gente sigue aún debajo de los escombros. Los hospitales están desbordados con los fallecidos y los heridos. El riesgo de epidemia es máximo», explica en una comunicación enviada a la red internacional de Cáritas a través de correo electrónico, la única vía de comunicación actualmente posible con la isla.

«Las calles y plazas de la ciudad –prosigue el mensaje del jefe de emergencias de la Cáritas Haitiana– están llenas de gente que no saben a dónde ir. Nos tememos que comiencen a surgir brotes de violencia si esta situación se prolonga, ya que apenas es visible la presencia de la policía».

«El presidente de Cáritas Haití, el obispo Pierre André Dumas, ha hecho a través de la radio un llamamiento a la calma y a la solidaridad –revela–. Las necesidades más urgentes son tiendas de campaña, mantas, ropa, agua potable, alimentos, productos de primeros auxilios, linternas y baterías, además de apoyo psicológico a las víctimas».

egún confirman los breves informes remitidos por la Cáritas Haitiana, la situación de caos que se vive en todo el país es absoluta, sobre todo debido al colapso de las comunicaciones telefónicas y de la mayoría de las vías terrestres.

Como explica el director de Cáritas Diocesana de Cayes, Jean Hervé Francois, en otro mensaje electrónico «la red de Cáritas en Haití se encuentra totalmente colapsada. Las noticias nos las vamos pasando de unos a otros por esta vía».

La ayuda de Cáritas

A lo largo de todo este miércoles, el personal local de Cáritas Haití procedió a la distribución de tiendas de campaña y de productos de primera necesidad en varios hospitales y clínicas de la capital.

Cáritas Haití dispone de varios almacenes de ayuda humanitaria y de un importante equipo de voluntarios que se están encargando de auxiliar a los damnificados. En las próximas horas a todo este personal local se sumará un equipo de expertos en emergencias de Cáritas Internationalis, que van a apoyar sobre el terreno el plan de emergencia.

Llamamiento a la movilización

El presidente de Cáritas Internationalis, el cardenal Oscar Rodríguez Maradiaga ha apelado a la comunidad internacional «a sumar todos sus esfuerzos para ayudar» a Haití.

«Es un país muy pobre que necesita todo nuestro apoyo», ha señalado el purpurado, que ha recordado también cómo «hemos venido alertando desde hace tiempo sobre la falta de desarrollo en Haití, sobre su extrema pobreza y cómo la precariedad de las infraestructuras lo hacía más vulnerable ante los desastres naturales».

El cardenal Rodríguez Maradiaga asegura que «ahora que uno de los países más pobres del mundo va a convertirse en el centro de atención de los medios de comunicación y la prioridad de la acción humanitaria como resultado de esta catástrofe natural, es posible que se produzcan finalmente las soluciones y los compromisos necesarios para aliviar la miseria de los haitianos y la pobreza estructural de esta asediada nación».

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")