Padre Pizzaballa: ¿El primer obstáculo para la paz? El miedo a sufrir

Se prepara la Jornada Internacional de Intercesión por la Paz en Tierra Santa

Share this Entry

ROMA, jueves 13 de enero de 2011 (ZENIT.org).- El camino de la paz está salpicado de esperanza y de oraciones pero también de sufrimiento y de esfuerzo. Es lo que se lee en el mensaje enviado por el padre Pierbattista Pizzaballa, O.F.M., custodio de Tierra Santa, de cara a la Tercera Jornada Internacional de Intercesión por la Paz en Tierra Santa que se celebrará los próximos 29 y 30 de enero.

Se trata de una iniciativa de oración, nacida de la voluntad de algunas asociaciones católicas juveniles, que para esta edición prevén la adhesión de dos mil ciudades de todo el mundo, contemporáneamente.

El evento está patrocinado por Consejo Pontificio “Justicia y de Paz”. En la estela de la Asamblea especial para el Medio Oriente del Sínodo de los Obispos, las 24 horas de oración ininterrumpida que comenzarán de forma coordinada con la Quinta Oración extraordinaria de todas las Iglesias por la reconciliación, la unidad y la paz, iniciando en Jerusalén, serán retransmitidas en todo el mundo.

La Jornada de oración coincidirá además, con la semana de oración por la Unidad de los Cristianos de Jerusalén, el sábado 29 de enero de 2011, desde las 17 a las 18, hora de Tierra Santa.

“La paz habita en el corazón del hombre como nostalgia y deseo del futuro- escribe el custodio de Tierra Santa-, y es por ésto que nuestra responsabilidad frente a la paz nos empuja, cada vez, más a buscar en la oración, el lugar donde aprender a encontrarla, cumpliendo obras de justicia, esperándola en la observación de los signos de los tiempos, y a saber acogerla en la humildad de la verdad”

Recordando las palabras de Benedicto XVI, el padre Pizzaballa afirma que “se trata de dejar a Dios lo que es únicamente suyo (el don) y de explorar, con seriedad, constancia y dedicación, el que es nuestro deber, teniendo en cuenta que a nuestro esfuerzo pertenecen los binomios de actuar y sufrir, de actividad y de paciencia, de cansancio y alegría”.

“Actuar y sufrir: considerando inseparable este binomio, descubrimos cuanto nuestro inmovilismo no depende tanto de nuestra buena voluntad de ‘hacer’ como de nuestro miedo a sufrir por la paz”.

“Actividad y paciencia: y de nuevo descubrimos impacientes, y aún más, decepcionados de que nuestro esfuerzo no produzca el fruto esperado en un breve tiempo. Cansancio y alegría: ¡es tan difícil estar contentos en el cansancio! ¡Es como entrever el gozo más allá de tantas situaciones de violencia que parecen burlarse de nuestro fatigado esfuerzo! ¡Necesitamos un suplemento de esperanza!”

“Los cristianos de Tierra Santa -continúa el religioso- están llamados a creer y a esperar una paz delicada y frágil como la hierba que asoma gracias al don de la lluvia, como los gestos de reconciliación ocultos pero capaces de sostener toda buena voluntad, de hacerse esperanzas de futuro, fundamento de un mundo nuevo que ya ahora, podemos decir nuestro, si dejamos que la oración transforme nuestro corazón”.

El Padre Pizzaballa tiene la esperanza, en definitiva, de que esta iniciativa “sea, también, un abrazo a todos nuestros cristianos que están viviendo una periodo de gran tribulación y de martirio”.

“Sea para ellos, esta unánime intercesión, un gesto de fraternidad de parte de los cristianos de todo el mundo, y se hagan eco en el corazón sufriente de la solicitud del ángel que llevó el anuncio a los pastores: ¡No temáis!”, concluyó.

La Tercera Jornada Internacional de intercesión por la Paz en Tierra Santa ha sido promovida por diversas realidades juveniles: la Associazione Nazionale Papaboys (www.papaboys.it), el Apostolado “Giovani Per La Vita” (www.youthfl.org), la Cappelle di Adorazione Perpetua de Italia y de todo el mundo, los grupos de Adunanza Eucaristica (www.adorazione.org), -de esta tercera edición- de la Asociación para la promoción de la Oración extraordinaria de todas las Iglesias para la reconciliación, la unidad y la paz, comenzando por Jerusalén (swww.prayrup.info).

Para inscribirse personalmente o como grupo o asociación se puede visitar en Facebook el grupo “Queremos la paz en Tierra Santa”, adhiriéndose al evento de la Jornada de Oración, o también enviando un mail a la dirección ufficiostampa@papaboys.it (comunicando el lugar y hora del evento organizado).

El próximo 25 de enero se publicará la lista de los lugares de todo el mundo donde se podrá participar en esta iniciativa por la paz.

Traducido del italiano por Carmen Álvarez.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación