El Papa, contento por el diálogo con las Antiguas Iglesias Orientales

Recibe en audiencia a los miembros de la Comisión Mixta Internacional

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, viernes, 28 de enero de 2011 (ZENIT.org).- Benedicto XVI expresó su satisfacción por los resultados conseguidos por la Comisión Mixta internacional para el Dialogo Teológico entre la Iglesia Católica y las Antiguas Iglesias Orientales.

Lo hizo recibiendo en audiencia en la Sala del Consistorio del Palacio Apostólico Vaticano a los participantes de la reunión de la Comisión, y a quienes dio la bienvenida con “gran alegría”, diciendo que “estaba agradecido” por la obra realizada por el organismo, comenzada en enero de 2003 en una iniciativa compartida por las autoridades eclesiales de la familia de las Antiguas Iglesias Orientales y por el Consejo Pontificio para la Unidad de los Cristianos.

El resultado de la primera fase de diálogo, comprendida entre los años 2003 a 2009, fue el texto conjunto titulado “Naturaleza, Constitución y misión de la Iglesia”. El documento evidencia “aspectos de principios eclesiológicos fundamentales que compartimos y se identificaron cuestiones que requerían una reflexión más profunda en posteriores fases del diálogo”.

“Sólo podemos estar agradecidos porque después de casi quince siglos de separación todavía encontramos cosas en común sobre la naturaleza sacramental de la Iglesia, sobre la sucesión apostólica en el servicio sacerdotal y sobre la necesidad apremiante de dar testimonio del Evangelio de nuestro Señor y Salvador Jesucristo en el mundo”, ha reconocido el Papa.

“En la segunda fase, la Comisión reflexionó desde una perspectiva histórica sobre las maneras en que las Iglesias manifestaron su comunión a lo largo de los siglos”.

 Durante el encuentro de esta semana se está “profundizando en el estudio de la comunión y la comunicación existente entre las Iglesias hasta la mitad del siglo quinto de la era cristiana, así como el papel desempeñado por el monasticismo en la vida de la Iglesia primitiva”.

“Tenemos que confiar en que vuestras reflexiones teológicas conducirán a nuestras Iglesias no sólo a un entendimiento recíproco más profundo, sino que también a continuar con resolución nuestro viaje hacia la total comunión, a la que estamos llamados por la voluntad de Cristo”, dijo el Papa a los presentes.

Benedicto XVI ha subrayado que muchos de los participantes vienen “de lugares donde los cristianos afrontan de forma individual o en comunidad, retos y dificultades que son la causa de nuestra profunda preocupación”.

“Todos los cristianos necesitamos trabajar juntos en aceptación y confianza mutuas con el fin de servir a la causa de la paz y de la justicia”, señaló el Santo Padre.

El Papa concluyó su discurso esperando que “la intercesión y el ejemplo de los muchos mártires y santos, que han dado un valiente testimonio de Cristo en todas nuestras Iglesias”, ” sostengan” y “den fuerzas” a los participantes de la reunión de la Comisión y a sus comunidades cristianas, invocando sobre todos los presentes “con sentimientos de un afecto fraternal” ,“la gracia y la paz de Nuestro Señor Jesucristo”.

Por Roberta Sciamplicotti. Traducción del italiano por Carmen Álvarez

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación