La Pontificia Comisión para América Latina ya tiene su página web

Print Friendly, PDF & Email

Una labor que crea unión entre el Vaticano y las conferencias episcopales

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

Por H. Sergio Mora

ROMA, martes 29 mayo 2012 (ZENIT.org).- La Pontificia Comisión para América Latina (CAL) tiene su página web en www.americalatina.va. Operativa desde inicios de mayo y con un estilo que si bien oficial no quiere ser demasiado formal, servirá para consultar iniciativas y sus actividades varias.

La web en su apertura prevé una masiva participación latinoamericana en el VII Encuentro Mundial de las Familias que este año 2012 tiene por sede la ciudad de Milán, Italia. Y puntualiza que las delegaciones más numerosas provenientes de América Latina son las de México, Brasil y Argentina, con más de 1.500 participantes.

La CAL es un órgano de la Curia Romana fundado en 1958 por Pío XII, desde 1963 unida al Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) por deseo del Pablo , y con una composición reorganizada en 1988 con un motu proprio de Juan Pablo II. Su función primordial es aconsejar y ayudar a las Iglesias particulares en América Latina y estudiar las cuestiones que se refieren a la vida y progreso de dichas Iglesias, así como asesorar a los dicasterios. Además de informar al papa, sugerir y promover las iniciativas que considere oportunas.

Está conformada por un presidente, que ha sido siempre el cardenal a cargo de la Congregación de los Obispos, actualmente Marc Ouellet; un secretario, el profesor uruguayo Carriquiry Guzmán; dos secretarios (un sacerdote colombiano y otro peruano) y una secretaria ecuatoriana, además de una traductora especialista que trabajan en su sede de via della Conciliazione.

Una Comisión que ha estado muy activa si se piensa en la misa del 12 de diciembre pasado en San Pedro, día de la Virgen de Guadalupe –cuando Benedicto XVI anunció su viaje a Cuba y México, que después realizó en el mes de abril del presente año– y su colaboración en la preparación del mismo. Además de las reuniones con embajadores ante la Santa Sede, encuentros con oficiales de los diversos dicasterios y la constante actividad epistolar y de comunicación con las diversas conferencias episcopales latinoamericanas.

Un viaje apostólico, el de Benedicto XVI a Cuba y México, que se traduce en un impulso a la nueva evangelización, que despertó un entusiasmo para nada superficial sino que encuentra raíces en una fe profunda. Un viaje que tocó todos los problemas de Latinoamérica y propuso enfrentarlos con valentía, en el que recordó de un lado que «el marxismo ya no responde a la realidad» y de otro que «es necesario desenmascarar la idolatría del dinero que esclaviza a los hombres». Pero sobre todo invitó a redescubrir a Cristo, a través de María, como fundamento de la vida y de los valores que constituyen la sociedad de Latinoamérica.

La Pontificia Comisión se encarga de comunicar con un continente en donde se encuentra el 46% de los católicos del mundo, y teniendo presente que los hispanos en Estados Unidos serán en breve la mitad del catolicismo de dicho país y en el que la idea de un papa latinoamericano se presenta incluso a largo plazo.

En la actualidad la CAL está muy atenta a la Jornada Mundial de la Juventud que se celebrará en Río en el 2013 y a la cual participará Benedicto XVI, y que podría congregar a más de dos millones de personas. Un viaje que difícilmente contará con alguna escala anterior a otro país latinoamericano, como solicitado recientemente por Colombia y Panamá, aunque esto lo decide directamente el santo padre.

La comisión además de participar en la preparación del último viaje apostólico está traduciendo al italiano el documento final de Aparecida, ya existente en diversos idiomas. Uno de los más importantes de la Iglesia latinoamericana, que logró hacer converger diversas sensibilidades y corrientes que en tiempo pasado fueron muy contrapuestas y que demuestra el empeño de la nueva evangelización.

El secretario del dicasterio, el profesor Carriquiry destacó durante la reciente presentación en el Instituto Italo Latino Americano de su libro sobre América Latina: «El Bicentenario de la Independencia de los Países Latinoamericanos» que América Latina vive un momento muy favorable no solamente en el sector económico –esto a pesar de problemas muy serios como el aumento de violencia, y las situaciones de pobreza y falta de equidad– que debe ser aprovechado para lograr una mayor unión entre sus países así como desde el punto de vista eclesial para derrumbar un muro existente entre Estados Unidos y el resto de los países de Latinoamérica, como indica la encíclica de Juan Pablo II Ecclesia in América, con motivo del V centenario.

“Nada mejor para inaugurar esta página web de la Comisión Pontificia para América Latina que bajo el impacto agradecido e iluminante del reciente viaje apostólico de S.S Benedicto XVI a México y Cuba” indicó el cardenal Ouellet a propósito de la puesta en red de la misma.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }