Vaticano: el Papa nombra al número dos del nuevo ministerio de Economía

Monseñor Alfred Xuereb ayudará al cardenal George Pell en el control de las actividades económicas y administrativas de la Santa Sede

Share this Entry

El papa Francisco continúa con la reforma de las finanzas del Vaticano. En la recién creada Secretaría de Economía, equivalente a un Ministerio de Economía del Vaticano, ha nombrado como número dos a un hombre de su confianza, su secretario personal, monseñor Alfred Xuereb.

El pasado mes de noviembre, monseñor Xuereb había sido nombrado ya por el Pontífice como delegado para vigilar la Comisión Referente del Instituto para las obras de religión (IOR) y la Comisión Referente de Estudio y de Guía de la Organización de la Estructura Económica-Administrativa de la Santa Sede (COSEA), entes que serán ahora monitorados por la nueva Secretaría de Economía. El prelado secretario general, Xuereb, ayudará así al prefecto del ministerio Economía, cargo encomendado al cardenal australiano George Pell.

En el motu proprio firmado la semana pasada por el papa Francisco instituye también un Consejo de Economía que tiene como función «ofrecer orientaciones sobre la gestión económica y vigilar las estructuras y las actividades administrativas y financieras de los dicasterios de la Curia Romana y de las instituciones de la Santa Sede», o sea ya este es un ente de control.

El documento especifica que este Consejo estará compuesto por 15 miembros, 8 de los cuales serán «elegidos entre los cardenales y los obispos» y los otros 7 «son expertos laicos de varias nacionalidades, con competencias financieras y reconocida profesionalidad».

El Santo Padre quiso aún más, por ello el motu proprio indica la creación de un tercer ente de control, un Auditor General, que tendrá que revisar las cuentas y balances del Vaticano.

En el motu proprio se confirma además el rol de la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica (APSA) como Banco Central del Vaticano, con las obligaciones y responsabilidades de las instituciones análogas en el mundo.

Ver también: El motu proprio del Papa Francisco: ‘Fidelis dispensator et prudens’ y 

Cardenal Pell: mejor gestión de la economí­a del Vaticano beneficiará a los pobres

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")