El Papa en Sta. Marta: Los ángeles nos defienden contra Satanás

Print Friendly, PDF & Email

El Santo Padre en la homilía de este lunes invita a los fieles a rezar a los arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

Satanás presenta las cosas como si fueran buenas, pero su intención es destruir al hombre, quizá con motivaciones «humanistas». Los ángeles luchan contra el diablo y nos defienden. Esta ha sido la idea que el santo padre Francisco ha desarrollado esta mañana en la homilía de la misa de Santa Marta, día que se celebra la fiesta que los santos arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael.

Este lunes, el Papa ha hablado de la «lucha entre Dios y el demonio». Las lecturas del día nos presentan imágenes muy fuertes: la visión de la gloria de Dios contada por el profeta Daniel con el Hijo del hombre, Jesucristo, delante del Padre; la lucha del arcángel Miguel y sus ángeles contra «el dragón grande, la vieja serpiente, él que es llamado diablo» y «seduce toda la tierra habitada» pero es derrotado, como afirma el Apocalipsis; y el Evangelio en el que Jesús dice a Natanael: «veréis el cielo abierto y los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo del hombre».

Así, Francisco ha indicado que «esta lucha sucede después de que Satanás intenta destruir la mujer que va a dar a luz al hijo. Satanás siempre busca destruir al hombre: ese hombre que Daniel veía allí, en la gloria, y que Jesús decía a Natanael que habría venido en la gloria. Desde el inicio, la Biblia habla de esto: de esta seducción por destruir de Satanás. Quizá por envidia».

Además, ha recordado que en el salmo 8 leemos «‘Tú has hecho al hombre superior a los ángeles’, y esa inteligencia tan grande del ángel no podía llevar sobre sus espaldas esta humillación, que una criatura inferior fuera hecha superior; y trataba de destruirlo”.

Por tanto, Satanás trata de destruir a la humanidad, a todos nosotros. El Pontífice ha explicado que «muchos proyectos, menos los pecados propios, pero muchos, muchos proyectos de deshumanización del hombre, son obra suya, sencillamente porque odia el hombre. Es astuto: lo dice la primera página del Génesis: es astuto. Presenta las cosas como si fueran buenas. Pero su intención es la destrucción».

Y ha añadido que «los ángeles nos defienden. Defienden al hombre y defienden la Hombre-Dios, el Hombre superior, que es Jesucristo perfección de la humanidad. Por esto la Iglesia honra a los ángeles, porque son los que estarán en la gloria de Dios -están en la gloria de Dios- porque defienden el gran misterio escondido por Dios, es decir, que el Verbo se hizo carne».

Por otro lado, el Santo Padre ha querido recordar que «la tarea del pueblo de Dios es custodiar en sí al hombre: al hombre Jesús» porque además «es el hombre quien da la vida a todos los hombres». Sin embargo -ha proseguido-, en sus proyectos de destrucción, Satanás inventa «explicaciones humanísticas que van, propiamente, contra el hombre, contra la humanidad y contra Dios».

Para concluir, Francisco ha subrayado que «la lucha es una realidad cotidiana en la vida cristiana: en nuestro corazón, en nuestra vida, en nuestra familia, en nuestro pueblo, en nuestras iglesias… Si no se lucha, seremos vencidos. Pero el Señor ha dado esta tarea principalmente a los ángeles: luchar y vencer. Y el canto final del Apocalipsis, después de esta lucha, es tan bello: ‘Ahora se ha cumplido la salvación, la fuerza y el Reino de nuestro Dios y el poder de su Cristo, porque ha sido precipitado el acusador de nuestros hermanos, aquel que los acusaba ante nuestro Dios día y noche’».

Finalmente, el Santo Padre ha invitado a rezar a los arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael y a «rezar esa oración antigua, pero tan bella, al arcángel Miguel, para que sigua luchando para defender el misterio más grande de la humanidad: que el Verbo se ha hecho Hombre, ha muerto y resucitado. Éste es nuestro tesoro. Que Él siga luchando para custodiarlo».

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }