Un Ave Marí­a en San Pedro por las víctimas del terremoto en Nepal

Print Friendly, PDF & Email

El Santo Padre, al finalizar el Regina Coeli, invita a rezar por los que se han visto afectados por el seí­smo de este sábado

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

El Santo Padre, cercano a las víctimas del terremoto registrado ayer en Nepal, ha pedido a los presentes en la plaza de San Pedro, reunidos para la oración del Regina Coeli, rezar un Ave María para que la Virgen esté cerca de ellos.

Estas son las palabras de Francisco al finalizar la oración mariana

Queridos hermanos y hermanas,

deseo asegurar mi cercanía a la población golpeada por un fuerte terremoto en Nepal y en los países vecinos. Rezo por las víctimas, por los heridos y por todos aquellos que sufren por esta calamidad. Tengan el apoyo de la solidaridad fraterna y rezamos a la Virgen para que esté cerca de ellos.

Dios te salve María…

Hoy en Canadá será proclamada beata María Elisa Turgeon, fundadora de las Hermanas de Nuestra Señora del Santo Rosario de San Germán: una religiosa ejemplar, dedicada a la oración, a la enseñanza en los pequeños centros de su diócesis y a las obras de caridad. Damos las gracias al Señor por esta mujer, modelo de vida consagrada a Dios y de generoso compromiso al servicio del prójimo.

Saludo con afecto a todos los peregrinos procedente de Roma, de Italia y de varios países, en particular a los numerosos venidos de Polonia con ocasión del primer aniversario de la canonización de Juan Pablo II. Queridísimos, resuene siempre en vuestros corazones su llamada: “¡Abrid las puertas a Cristo!” que decía con esa voz fuerte y santa que él tenía. El Señor os bendiga y a vuestras familias y la Virgen os proteja. Saludo a los fieles de Budapest, Madrid, Burgos, Bratislava y El Cairo; como también a los de Trieste, Giovinazzo, Gorga, Gorlago, Pesaro, Lamezia Terme. Saludo a los jóvenes de Niscemi y Trezzano Rosa, y a los jóvenes de Casalpusterlengo y Codogno que van a renovar su profesión de fe.

Os deseo a todos un feliz domingo. Por favor, no os olvidéis de rezar por mí. ¡Buen almuerzo y hasta pronto!

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }