ZENIT

ZENIT - HSM

Descargar el servicio diario de ZENIT en formato solo texto

Miércoles 27 de enero de 2016

Share this Entry

El Papa: ‘La misericordia de Dios no es indiferente al dolor del oprimido’

En la audiencia general de esta semana, el Santo Padre recuerda que la misericordia de Dios ha estado siempre presente en toda la historia del Pueblo de Israel

 El papa Francisco se ha reunido un miércoles más con miles de personas, procedentes de todas las partes del mundo, en la plaza de San Pedro para la audiencia general. Tras algunas semanas celebrando la audiencia en el Aula Pablo VI a causa del frío, esta semana se ha vuelto a celebrar en la plaza, para poder recibir así a más personas.
Con gran entusiasmo y emoción han recibido los peregrinos al Santo Padre a su llegada en el papamóvil. Después de recorrer los pasillos de la plaza saludando y bendiciendo a los presentes, el Pontífice prosiguió con la serie de catequesis sobre la misericordia.
Además, hoy ha hecho un anuncio. El Pontificio Consejo Cor Unum, en ocasión del Jubileo de la Misericordia, ha promovido una jornada de retiro espiritual para las personas y los grupos comprometidos en el servicio de la caridad. “La jornada, que se debe celebrar en cada diócesis durante la próxima Cuaresma, será ocasión para reflexionar sobre la llamada a ser misericordiosos como el Padre”, ha explicado. Por ello, ha invitado a acoger esta propuesta utilizando las indicaciones y los manuales preparados por Cor Unum.
En el resumen hecho en español de la catequesis, el papa Francisco ha indicado que “el relato del libro del Éxodo que hemos escuchado nos muestra cómo la misericordia de Dios ha estado siempre presente en toda la historia del Pueblo de Israel”. Por esto, ha afirmado, “cuando su vida se vuelve dura por la esclavitud en Egipto, Dios no permanece indiferente ante a su sufrimiento”. El Santo Padre ha explicado que “lo salva del Faraón por medio de Moisés, a quien escoge como mediador de liberación. Lo saca de Egipto, lo conduce a través del Mar Rojo y del desierto, hacia la tierra prometida, hacia la libertad”.
De este modo, el Pontífice ha subrayado que “la misericordia de Dios no es indiferente al dolor del oprimido, al grito de quien sufre violencia, esclavitud, o es condenado a muerte. El sufrimiento es una triste realidad que aflige a toda época, también a la nuestra”. Nos hace sentir –ha advertido– impotentes y tentados a endurecer el corazón. Por eso ha asegurado que “Dios, en cambio, no es indiferente, no abandona, sino que actúa y salva”.
A propósito, el Santo Padre ha explicado que “el ejemplo de Israel nos consuela y aviva nuestra esperanza en la salvación de Dios. Él elige a Israel, lo educa como un padre a su hijo, y le propone una relación de amor particular que lo convierte en pueblo de su propiedad”.
Finalmente, ha precisado que “también a nosotros nos ofrece las maravillas de su misericordia, que llega a su pleno cumplimiento en Jesucristo, que con su Sacrificio Pascual inaugura la ‘Alianza nueva y eterna’, nos obtiene el perdón de nuestros pecados y nos convierte definitivamente en hijos de Dios”.
A continuación ha saludado a los peregrinos de lengua española. Y así ha deseado que el “Señor Jesús nos conceda experimentar siempre en nuestra vida el amor y la misericordia de Dios, nuestro Padre”.
Justo antes de los saludos en italiano, un grupo de artistas de circo ha ofrecido un breve espectáculo con acrobacias y bailes, provocando la sonrisa y el aplauso de Francisco. Después les ha dirigido unas palabras  de agradecimiento. “Sois creadores de belleza y vosotros hacéis la belleza, y la belleza hace bien al alma.    La belleza nos acerca a Dios”, ha asegurado.
Para finalizar la audiencia, el Santo Padre ha dedicado unas palabras a los jóvenes, a los enfermos y a los recién casados. Recordando que mañana se celebra la memoria litúrgica de santo Tomás de Aquino, patrón de las escuelas católicas, el Papa ha pedido que su ejemplo empuje a los jóvenes “a ver en Jesús misericordioso el único maestro de vida”. Para los enfermos ha deseado que la intercesión del santo obtenga para ellos “la serenidad y la paz presentes en el misterio de la cruz”. Y para concluir, ha exhortado a que la doctrina de santo Tomás sea un aliento para los recién casados para encomendarse a la sabiduría del corazón para cumplir vuestra misión”.

 

Audiencia del Papa: texto completo de la catequesis del 27 de enero

El Santo Padre explica que la misericordia del Señor hace al hombre precioso, como una riqueza personal que le pertenece, que custodia y en la que se complace

A continuación el texto completo:
“Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días!
En la Sagrada Escritura, la misericordia de Dios está presente a lo largo de toda la historia del pueblo de Israel.
Con su misericordia, el Señor acompaña el camino de los patriarcas, les dona hijos a pesar de la condición de esterilidad, les conduce por caminos de gracia y de reconciliación, como muestra la historia de de José y sus hermanos (cfr Gen 37-50). Y pienso en tantos hermanos que están alejados en una familia y no se hablan. Pero este Año de la Misericordia es una buena ocasión para reencontrarse, abrazarse y perdonarse, ¡eh! Olvidar las cosas feas. Pero, como sabemos, en Egipto la vida para el pueblo se hizo dura. Y es precisamente cuando los israelitas van a sucumbir, que el Señor interviene y da la salvación.
Se lee en el Libro del Éxodo: “Pasó mucho tiempo y, mientras tanto, murió el rey de Egipto. Los israelitas, que gemían en la esclavitud, hicieron oír su clamor, y ese clamor llegó hasta Dios, desde el fondo de su esclavitud. Dios escuchó sus gemidos y se acordó de su alianza con Abraham, Isaac y Jacob. Entonces dirigió su mirada hacia los israelitas y los tuvo en cuenta  (2,23-25). La misericordia no puede permanecer indiferente frente al sufrimiento de los oprimidos, al grito de quien está sometido a la violencia, reducido a la esclavitud, condenado a muerte. Es una dolorosa realidad que aflige a todas las épocas, incluida la nuestra, y que hace sentir a menudo impotentes, tentados a endurecer el corazón y pensar en otra cosa. Dios sin embargo, no es indiferente (Mensaje para la Jornada Mundial de la Paz 2016, 1), no quita nunca la mirada del dolor humano. El Dios de misericordia responde y cuida de los pobres, de los que gritan su desesperación. Dios escucha e interviene para salvar, suscitando hombres capaces de sentir el gemido del sufrimiento y de trabajar a favor de los oprimidos.
Es así como comienza la historia de Moisés como mediador de liberación para el pueblo. Él se enfrenta al Faraón para convencerlo de que deje salir a Israel; y después guiará al pueblo a través del Mar Rojo y el desierto, hacia la libertad. Moisés, que la misericordia divina lo ha salvado de la muerte apenas nacido en las aguas del Nilo, se hace mediador de esa misma misericordia, permitiendo al pueblo nacer a la libertad salvado de las aguas del Mar Rojo. Y también nosotros en este Año de la Misericordia podemos hacer este trabajo de ser mediadores de misericordia con las obras de misericordia para acercarnos, para dar alivio, para hacer unidad. Tantas cosas buenas se pueden hacer.
La misericordia de Dios actúa siempre para salvar. Es todo lo contrario de las obras de aquellos que actúan siempre para matar: por ejemplo aquellos que hacen las guerras. El Señor, mediante su siervo Moisés, guía a Israel en el desierto como si fuera un hijo, lo educa en la fe y realiza la alianza con él, creando una relación de amor fuerte, como el del padre con el hijo y el del esposo con la esposa.
A tanto llega la misericordia divina. Dios propone una relación de amor particular, exclusiva, privilegiada. Cuando da instrucciones a Moisés a cerca de la alianza, dice: «Ahora, si escuchan mi voz y observan mi alianza, serán mi propiedad exclusiva entre todos los pueblos, porque toda la tierra me pertenece. Ustedes serán para mí un reino de sacerdotes y una nación que me está consagrada» (Ex 19,5-6).
Cierto, Dios posee ya toda la tierra porque lo ha creado; pero el pueblo se convierte para Él en una posesión diversa, especial: es su personal “reserva de oro y plata” como aquella que el rey David afirmaba haber donado para la construcción del Templo.
Por lo tanto, en esto nos convertimos para Dios acogiendo su alianza y dejándonos salvar por Él. La misericordia del Señor hace al hombre precioso, como una riqueza personal que le pertenece, que Él custodia y en la cual se complace.
Son estas las maravillas de la misericordia divina, que llega a pleno cumplimiento en el Señor Jesús, en esa “nueva y eterna alianza” consumada con su sangre, que con el perdón destruye nuestro pecado y nos hace definitivamente hijos de Dios (Cfr. 1 Jn 3,1), joyas preciosas en las manos del Padre bueno y misericordioso. Y si nosotros somos hijos de Dios, tenemos la posibilidad de tener esta herencia – aquella de la bondad y de la misericordia – en relación con los demás. Pidamos al Señor que en este Año de la Misericordia también nosotros hagamos cosas de misericordia; abramos nuestro corazón para llegar a todos con las obras de misericordia, la herencia misericordiosa que Dios Padre ha tenido con nosotros. Gracias.
(Texto traducido desde el audio por ZENIT)

 

España: Los salesianos se preparan para celebrar la fiesta de Don Bosco

El 31 de enero se conmemora el día del fallecimiento del santo italiano, fundador de una congregación comprometida con la educación y la evangelización de la juventud. Cerca de 200 mil jóvenes acuden a las distintas obras salesianas en este país

En estas semanas, y especialmente los días previos a la festividad del santo, se han organizado celebraciones especiales de la Eucaristía, momentos de oración con los jóvenes, novenas y triduos, actividades culturales, deportivas y recreativas, para acercar a los jóvenes y fieles a la figura de Don Bosco, a su mensaje –la centralidad de Dios y la propuesta de la santidad en la vida ordinaria–, y a sus grandes amores: la Eucaristía, la Virgen bajo la advocación de Auxiliadora de los cristianos y la Iglesia.
Por otra parte, la Familia Salesiana se prepara para recibir una visita especial. Don Ángel Fernández Artime, rector mayor de los Salesianos, décimo sucesor de Don Bosco, visitará las obras salesianas del país del 29 de abril al 14 de mayo, según informó la congregación en un comunicado.
San Juan Bosco puso en marcha un proyecto de evangelización y educación de los jóvenes, especialmente los más necesitados, tomando como modelo a san Francisco de Sales, de ahí el nombre de “salesianos”.
Hoy son 30 grupos los que componen la Familia Salesiana. En España están presentes, de estos grupos, los Salesianos, las Salesianas, las Voluntarias de Don Bosco, las Hijas de los Sagrados Corazones, los Salesianos Cooperadores, la Asociación de María Auxiliadora, los Antiguos Alumnos y las Damas Salesianas. Los centros educativos de salesianos y salesianas constituyen una de las redes educativas, no universitarias, más numerosa del país.
Las presencias salesianas ofrecen diferentes propuestas educativo-pastorales para los jóvenes: colegios y centros de formación profesional, centros juveniles, proyectos de intervención social para jóvenes en riesgo de exclusión e inmigrantes, parroquias, casas de acogida… Iniciativas de todo tipo para ayudar a los jóvenes a ser “buenos cristianos y honrados ciudadanos”, como repetía el mismo Don Bosco, a insertarse en la sociedad y a desarrollar todas sus potencialidades.
Salesianos y Salesianas en España
Cerca de 200 mil jóvenes acuden a las distintas obras salesianas, que son posibles gracias al trabajo de los 1.728 salesianos y salesianas y 15.820 educadores y animadores.
En este país hay 995 salesianos (SDB) y 733 salesianas (FMA). Ambas congregaciones dirigen y animan 138 colegios, con 6.562 profesores y 97 mil alumnos. A estos hay que sumar los 61 centros de Formación Profesional, donde se forman 25.800 alumnos atendidos por dos mil profesores.
Una obra característica es el centro juvenil (136 en España), que consiste en una oferta de educación en el tiempo libre y de formación humana y cristiana. A ellos acuden cerca de 41 mil jóvenes, a los que acompañan cinco mil animadores.
Junto a estas obras, salesianos y salesianas desarrollan 351 proyectos sociales, para jóvenes en riesgo de exclusión social, que se concretan en casas de acogida, proyectos educativos con itinerarios propios, programas de inserción laboral, etc., que han atendido a cerca de 37.900 destinatarios atendidos por 2.200 educadores.
A todas estas obras, hay que añadir 99 parroquias, 8 internados, 8 escuelas de Tiempo Libre, el Centro de Enseñanza Superior Don Bosco, las editoriales CCS y Edebé, y 5 ONGD.

 

El presidente Macri asegura que el cura brochero es ‘ejemplo de la Argentina que queremos’

La Semana Brocheriana se clausura pocos días después de conocer la futura canonización de José Gabriel del Rosario Brochero

La Semana Brocheriana se ha celebrado del 16 al 26 de enero y ha tenido como tema principal: “Con Brochero, seamos Misericordiosos como nuestro Padre Dios”.
La Villa Cura Brochero, en Córdoba, a unos 820 kilómetros de la capital, lugar donde nació y trabajó el sacerdote José Gabriel del Rosario Brochero (1840-1914), conocido como el “cura” Brochero, muy amado por los argentinos, ha recibido a unos 4 mil fieles, entusiasmados por la noticia de la canonización del sacerdote que dio su vida a los gauchos, según indica la agencia Fides.
El presidente Macri estuvo acompañado por varios ministros de su gobierno, en la celebración de clausura. “Brochero es el ejemplo de la Argentina que queremos. Apostó por el futuro, creyó en los cordobeses, trabajó cerca de la gente, fue un hombre positivo, siempre creyó en lo que hacía y eso es lo que necesitamos, apostar por el futuro” comentó el presidente después de la celebración eucarística.
Por su parte, el cardenal Poli comentó el trabajo pastoral realizado por el futuro santo, insistiendo de forma particular sobre la necesidad de imitar su “cercanía” a las personas, elemento que siempre caracterizó al cura brochero. También destacó su integridad recordando que “administró sus bienes con honestidad y no se apegó a nada. Es más, invitaba a sus amigos a ayudar a los pobres”.
Monseñor Santiago Olivera, obispo de la diócesis argentina de Cruz del Eje, comentando la noticia de la próxima canonización del sacerdote gaucho aseguró que “el cura brochero trabajó por nosotros, por nuestro progreso humano”.
El día 22 de enero el papa Francisco autorizó la publicación del decreto de aprobación del segundo milagro atribuido a Brochero. Una niña de 9 años salió coma del tras 45 días por su intercesión.
Y así, monseñor Olivera recordó que José Gabriel del Rosario Brochero “fue un cura muy cercano a su pueblo”, subrayando el “momento de alegría” que se vive en Córdoba, tierra donde vivió y trabajó.
El cura brochero será el primer santo que nació y murió en Argentina. “Brochero es el cura gaucho, fue muy cercano a su pueblo ya que iba con su mula localidad por localidad para que haya trabajo, escuelas y dignidad” aseguró monseñor Olivera, que es además el vice postulador de la causa de canonización.
José Gabriel del Rosario Brochero (1840-1914) fue declarado venerable por Juan Pablo II en 2004 y después beatificado por Benedicto XVI a finales de 2012.

 

Italia: el Parlamento votará sobre ‘uniones gay’ y adopción de menores

Este jueves el proyecto de ley entra en el Parlamento. Los obispos piden evitar confundir ‘uniones de hecho’ con ‘matrimonio y familia’

Así, el presidente de la Conferencia Episcopal Italiana, Angelo Bagnasco, reiteró este lunes en la apertura de los trabajos de los obispos, que “los niños tienen derecho a crecer con un papá y una mamá”, que “no son un derecho” y que el bien de los niños “debe prevalecer sobre cualquier otra cosa, dado que son los más débiles e indefensos”. Puntualizó también que “la familia es un hecho antropológico, no ideológico”. El cardenal entretanto indicó que se respeta a los diversos modos de vida, pero pidió no confundir uniones civiles con familia.
Italia es uno de los países europeos que no tiene legislación sobre el tema y el debate sobre las “uniones civiles” para homosexuales, “parejas de hecho”, y adopciones está siendo polémico.
El proyecto de Ley que impulsa el gobierno del primer ministro Matteo Renzi, del Partido Democrático, evita el término ‘matrimonio’ y excluye que una pareja homosexual adopte a un niño, a no ser que uno de los dos sea el padre o madre natural. El primer ministro asegura que la Ley tiene que ser votada y no se puede retrasar hasta el infinito, como viene sucediendo. La postura de Renzi ha causado la protesta de los sectores más radicales del partido que en cambio son favorables también a la adopción de menores por parte de las parejas del mismo sexo.
Se perfila que en el Parlamento se procederá con el voto secreto, o sea que cada uno expresará su preferencia según conciencia y no por indicación de los partidos.
El sábado pasado las asociaciones pro gay manifestaron en diversas plazas de Italia, llevando relojes despertadores y con el lema ‘Italia despierta’. Mientras que este sábado será el momento del ‘Family Day’ en el que se esperan multitudinarias manifestaciones pro familia.
Por su parte, la oposición más conservadora advirtió de que si se aprueba la Ley que permite adopciones de menores por parejas homosexuales, convocarán un referendum para pedir su abolición.

Los jesuitas abren en Madrid la nueva Casa San Ignacio

Se trata de un espacio común de colaboración, participación y compromiso social de la Compañía de Jesús, en el barrio madrileño de la Ventilla, para promover procesos de inclusión y mayor dignidad de las personas más vulnerables

A pocos metros del centro financiero de Madrid, en torno a las cuatro torres de la Castellana, se esconde un barrio cuya población tiene muchas carencias: La Ventilla. Allí, los jesuitas han inaugurado el pasado día 21 un proyecto que aúna a todas las obras sociales de la Compañía de Jesús en la capital de España: Casa San Ignacio. Según su director, el jesuita Higinio Pi, el nombre está muy pensado: “Es casa, porque es de todos y queremos que la gente del barrio sepa que es de todos” y de San Ignacio “porque es él quien nos inspira y nos orienta”.

La llamada corrala madrileña inspira el trabajo de este singular lugar. Como ha explicado el propio Pi, “la filosofía interna del edificio es que los lugares de trabajo son pequeños pero hay mucho espacio común para todos, reuniones, salas… Es más productivo el café de las 11 de la mañana que mil reuniones”, es decir “la idea es que yo hago mi actividad y tengo múltiples espacios para colaborar y compartir con otros y enriquecerme”.
Y todo ello para cumplir el objetivo primordial de Casa San Ignacio: promover conjuntamente procesos de inclusión y mayor dignidad para las personas más vulnerables. Tanto para las del barrio, que en un alto porcentaje son inmigrantes, como para otros madrileños a los que da oportunidades a nivel de empleo, de educación en el ocio y tiempo libre, o de voluntariado.
Tres áreas verticales de trabajo vertebran la nueva casa, que ha sido presentada oficialmente este miércoles en un desayuno de prensa: Menores y Familia, Laboral y Espacio de crecimiento personal y espiritual (cuenta con su propia capilla y espacios diseñados para la reflexión). Estas conviven con otras tres áreas transversales: Formación, Trabajo en Red y Voluntariado y Participación Local.
Los jesuitas no buscan resultados “numéricos”, sino “sociales”. Además, los responsables de la casa consideran que ya han alcanzado el éxito” con la atención de una sola persona, como es el caso de una joven de El Pozo, procedente de una familia de siete hermanas cuyo padre murió en la cárcel y su madre, drogadicta, les abandonó. Su director ha insistido que el “acompañamiento” de las personas más vulnerables es la clave de ese éxito.
La reforma del edificio de 1.800 metros cuadrados, situado entre el centro de atención a inmigrantes Pueblos Unidos y el colegio Padre Piquer (ambos regidos por la Compañía de Jesús), la han llevado a cabo durante dos años un grupo de jóvenes de la Empresa de Inserción Amoverse, que enseña un oficio a jóvenes en riesgo de exclusión social.
El espacio está dedicado a tres proyectos: La Casa de la Juventud, para menores; Conecta Ventilla, de apoyo a adolescentes en los centros escolares; y el Plan Familia, un proyecto en red del área de menores del Sector Social de los Jesuitas y del Instituto Universitario de la Familia de la Universidad Pontificia Comillas.
En esta casa convergen desde un espacio de co-working para empresas sociales (Espacio Geranios), una casa de infancia y juventud o una empresa de inserción social para jóvenes en riesgo. También están las sedes de la delegación de Entreculturas en Madrid, la Fundación San Juan del Castillo, Radio ECCA Madrid, Fundación Amoverse, Empresa Amoverse Inserción, Red Genera, Hospitalidad Madrid y Programa Incorpora.
En cuanto a la financiación, sus responsables han señalado que se realiza a través de obras sociales de entidades financieras, donaciones particulares, fondos públicos y europeos, aunque también buscan otras formas de autofinanciación, como la cesión de espacios a otras organizaciones que quieran celebrar eventos y reuniones en la casa.

Francisco agradece a los artistas circenses su actuación durante la audiencia

El Papa elogia la tradición del circo porque la belleza acerca a Dios

El circo produce belleza que hace bien al alma, porque la belleza aproxima a Dios. Lo dijo el papa Francisco después que varios artistas animaron durante algunos minutos la audiencia de este miércoles en la plaza de San Pedro.
“Saludo a los artistas y profesionales del circo –dijo el Santo Padre improvisando– y les agradezco por su bonita exhibición. Ustedes son autores de belleza, hacen belleza y la belleza hace bien al alma, la belleza nos acerca a Dios”. Además reconoció que “¡detrás de este espectáculo tan bello cuántas horas de entrenamiento existen. Sigan adelante, y gracias!”. Poco después el Papa saludó personalmente a varios de los artista que realizaron esos pocos minutos de espectáculo.
La Iglesia se ocupa del apostolado con los artistas circenses a través del Pontificio Consejo para la Pastoral de los Emigrantes e Itinerantes, que en varias ocasiones expresó su “reconocimiento a todas las personas comprometidas en el mundo del espectáculo itinerante, como los artistas, los trabajadores y el personal de seguridad”, como lo hizo en la Jornada convocada por la Fédération Mondiale du Cirque bajo el patrocinio de la princesa Estefanía de Mónaco, en abril de 2011, y el en el 2013 con un mensaje motivo de la IV Jornada Mundial del Circo.No es la primera vez que los circenses animaron audiencias y actos en el Vaticano. Por ejemplo, animaron una audiencia hace un año, así como en la Jornada de la Familia convocada en octubre del 2013 por el papa Francisco. Asimismo,  el 14 de enero pasado la Lismosnería Apostólica organizó una visita a un circo de Roma para familias y personas necesitadas. También animaron una audiencia hace un año atrás; y lo hicieron en la Jornada de la Familia convocada en octubre del 2013 por el papa Francisco.
Bajo el pontificado de Benedicto XVI, el 1 de diciembre de 2012 recibió en el Aula Pablo VI a unos 6 mil artistas de calle y de circo, durante Año de la Fe. Allí aseguró que “la distracción de los espectáculos, la alegría recreativa del juego, la gracia de las coreografías y el ritmo de la música constituyen una vía inmediata de comunicación para dialogar con pequeños y grandes, y suscitan sentimientos de serenidad, de alegría, de concordia”.
Juan Pablo II también se ocupó de ellos en diversas ocasiones, como el 16 de diciembre de 2004 cuando afirmó que los profesionales del circo y de los parques de atracciones o ferias gozan con su trabajo de una “ocasión privilegiada para anunciar valores auténticamente humanos” en todo el mundo.

La exhortación post-sinodal del Papa será publicada en marzo

El presidente del Pontificio Consejo para la Familia, monseñor Vincenzo Paglia, lo indicó en un encuentro con sacerdotes en Portugal

La exhortación apostólica del Papa tras los dos sínodos sobre la familia que se realizaron en el Vaticano, será publicado en el mes de marzo. Lo indicó hoy el presidente del Pontificio Consejo para la Familia, monseñor Vincenzo Paglia, durante un curso de actualización con el clero local que se está desarrollando en Portugal, según informó la Agencia Ecclesia.
El documento recogerá las conclusiones del Santo Padre después de los dos sínodos dedicados a la familia, el extraordinario del 2014 y el de los ordinario de 2015.
Monseñor Paglia indicó su convicción de que el documento confirmará también en el ámbito familiar, la necesidad de ser una Iglesia en salida. Añadió que “será un himno de amor, un amor que quiere cuidar a los niños, que sabe estar cerca de las familias heridas para darles fuerza, que quiere estar cerca de los hijos así como a toda la humanidad necesitada”.
“Hoy, infelizmente –añadió– vemos una gran brecha entre la familia y la parroquia: las familias son poco eclesiales”. Y reconoció que esto se debe también a que “las parroquias se encuentran sofocadas por el peso de la burocracia, o envejecidas por lo mentalidad de funcionarios”. Además “falta calor, hay poca acogida y poco acompañamiento”.
Mons. Paglia señaló también que “muchos gobiernos no tienen políticas familiares y esto es gravísimo” porque “la solidez de una sociedad está en la familia”.

España recuerda a las víctimas del Holocausto

El Senado acoge el acto del Día Oficial de la Memoria. Los nazis exterminaron a más de seis millones de personas, en su mayoría judías

España ha homenajeado este miércoles a las víctimas del Holocausto en un acto en el que el presidente del Senado, Pío García-Escudero, ha afirmado que no hay excusas para el antisemitismo y el racismo.

En el 71 aniversario de la liberación del campo de concentración de Auschwitz, y con supervivientes de la masacre y familiares presentes en la cámara, García-Escudero ha asegurado que nunca podrá ser bastante la condena de esta abominación en la que hubo más de seis millones de víctimas.
En el antiguo Salón de Plenos del Senado, su presidente ha subrayado que “frente al antisemitismo, frente al racismo y frente a cualquier forma de intolerancia, nuestras voces jamás deben callarse. Porque callar sería lo mismo que consentir”.
Asimismo, García-Escudero ha indicado que Auschwitz es “un punto de ruptura, una quiebra irreparable en la historia de la civilización” y por ello ha rendido tributo a aquellas vidas que “fueron tan brutal e injustificablemente destrozadas”, vidas de “personas judías, gitanas, homosexuales y también de prisioneros políticos españoles”.
Por último, el presidente del Senado ha invitado a trabajar “en pro de un mundo presidido por la paz; de la convivencia fructífera en la diversidad de creencias y culturas; y del respeto universal de los derechos humanos”.
Las palabras de García-Escudero han cerrado el acto de homenaje oficial, con el que España recuerda el Holocausto, en el que también han intervenido el presidente de la Federación de Comunidades Judías de España, Isaac Querub, y el presidente de la Unión Romaní, Juan de Dios Ramírez.
Durante la ceremonia se han encendido seis velas en memoria de los más de seis millones de personas, en su mayoría judías, asesinadas por los nazis, se han escuchado varias piezas musicales y un rabino ha pronunciado una plegaria.
El sistema de exterminio nazi implicó a todos los estamentos del Estado, toda la administración alemana colaboró de una forma u otra con la Shoah. Y todo se puede resumir en un solo lugar: Auschwitz-Birkenau, de cuya liberación se cumple hoy el 71 aniversario.
Sólo dos meses después de la llegada de Hitler al poder, los nazis abrieron el primer campo de concentración, Dachau, en 1933. Pero cuando comenzaron a llevar a cabo la llamada “solución final”, la exterminación de los judíos de Europa, el sistema de losLager desembocó en el horror. El régimen hitleriano instauró dos tipos de campos. Por un lado estaban los de concentración, destinados a matar con trabajo esclavo a todo tipo de enemigos políticos y a aquellos que consideraban elementos racialmente impuros, desde judíos hasta homosexuales, comunistas o republicanos españoles. Y por otro lado estaban los de exterminio, destinados a la aniquilación directa de seres humanos en cámaras de gas, todos ellos situados en la Polonia ocupada.
Se crearon seis campos de exterminio, todos situados cerca de nudos de comunicaciones: Chelmno, Belzec, Treblinka, Sobibor, Maidanek y Auschwitz-Birkenau. Pero este último era diferente de los demás, por su gigantismo y porque era también un campo de concentración, del que dependían decenas de pequeños Lager. Birkenau, donde estaban las cámaras de gas y los hornos crematorios, era una ciudad de la muerte, que llegó a contener a 70 mil presos a la vez. Auschwitz, que estuvo operativo entre mayo de 1940 y el 27 de enero de 1945 cuando fue liberado por las tropas soviéticas, encarna un sistema que tenía como objetivo la aniquilación física y moral de las víctimas.

Shoah: “Para los judíos cada día es una ‘Jornada de la memoria’”

Sandro Di Castro, presidente de la organización Benè Berith, recuerda los horrores del pasado y las lagunas presentes, pero mira al futuro con la esperanza de un “triálogo” entre las tres religiones

Era el 27 de enero de 1945 cuando el Ejército Rojo entraba en el campo de concentración nazi de Auschwitz y liberaba a los prisioneros supervivientes. Fue así como el mundo descubrió el horror del holocausto. Horror que aún hoy conmueve a millones de personas, generación tras generación, y que resurge en todo su dolor en la Jornada de la Memoria que se celebra hoy. Una jornada instituida precisamente para no olvidar este capítulo oscuro de la historia universal y para evitar que la conciencia colectiva puede dejarse nuevamente “seducir y oscurecer”, como escribía Primo Levi, haciendo que el drama se repita.
Una memoria que para el pueblo judío, lamentablemente, se celebra 365 días al año, como explica a ZENIT Sandro Di Castro, presidente de Benè Berith. Una organización humanitaria, fundada en Nueva York en 1843 y hoy difundida en 60 países, que, inspirada en los principios de justicia, solidaridad e igualdad, lucha por los derechos y la dignidad de los hombres y de las mujeres, y para contribuir a la creación de un mundo mejor. De los proyectos de la asociación, dirigidos a solidificar el “triálogo” entre las tres grandes religiones, Di Castro habla en la entrevista que publicamos a continuación.
***
Hoy se celebra la Jornada de la Memoria, ¿con qué sentimientos vive la comunidad judía de Roma este aniversario?
— Di Castro: Son sentimientos un poco variables. La comunidad judía, lamentable afortunadamente, vive 365 días al año una ‘Jornada de la memoria’ porque no hay una familia que no tenga un pariente víctima de la Shoah. Las tesis negacionistas que surgen en estos días empujan a los judías a estar en primera línea para afrontar esta ‘batalla’ del recuerdo, también por una obligación moral con quien ya no está.
En su opinión, ¿las celebraciones y los eventos que se realizan en este día hacen justicia a lo sucedido hace ya 70 años?
— Di Castro: Hay seguramente notas positivas en esta Jornada de la Memoria pero también elementos negativos. En el sentido de que, para algunas personas, esta Jornada es un poco un quitarse responsabilidad, del tipo ‘hemos pensado una vez al año, ahora es suficiente’. Este es el riesgo de la repetitividad del evento. Por otro lado, hay muchas escuelas, muchos educadores que se unen a iniciativas bonitas: programas, proyectos, encuentros, cursos de actualización no vinculados solo al 27 de enero, o viajes para mostrar a las nuevas generaciones los horrores del pasado. De todos modos, reconozco que todavía hay lagunas.
¿Es decir?
— Di Castro: Por ejemplo, en Italia creo que no nunca se han hecho realmente cuentas con la cuestión de la colaboración los nazis. No olvidemos que casi el 50 por ciento de los judíos deportados de Italia fueron arrestados a causa de las acusaciones de italianos. Vecinos de tienda con los que, hasta hacía poco tiempo, tomaban el café y que, después de las Leyes raciales, no te miraban ni siquiera a la cara. Pero después, la gente hizo un cambio de bandera repentino sin pensarlo mucho. Esto explica bien el hecho que, al contrario de lo sucedido en Francia o en Alemania, no se hizo un examen de conciencia colectivo en los italianos colaboracionistas.
También hubo muchas personas, italianos, que arriesgaron la vida para salvar a judíos.
— Di Castro: Sí, es verdad. Y a todos ellos se les dio la medalla de reconocimiento de los Justos. Pero al mismo tiempo hubo muchos que por 5 mil liras vendieron a un amigo o al vecino judíos denunciándolos a los nazis.
¿Todavía hay una especie de resentimiento?
— Di Castro: Resentimiento no creo que sea la palabra. Pondría la discusión en el plano del recuerdo: algo que no se olvida. Es posible que pueda volver a suceder algo similar o incluso peor. El hombre puede fácilmente recaer en la tentación de una limpieza étnica; basta pensar en lo sucedido en ex-Yugoslavia o lo que sucede ahora en Oriente Medio y África con cristianos perseguidos que son verdaderos mártires por los que sería necesario encender alguna luz y quizá hacerse escuchar más, en vez de las intervenciones ‘tímidas’ que vemos ahora…
No es por tanto un resentimiento, sino más bien una vigilancia, una atención sobre ciertos fenómenos para recordar que esto efectivamente sucedió.
También el Papa, en su reciente visita a la Sinagoga, dijo que la Shoah “nos enseñan que es necesaria siempre máxima vigilancia, para poder intervenir rápidamente en defensa de la dignidad humana y de la paz”. ¿Qué impresión tuvo de la visita y de las palabras del Papa?
— Di Castro: Yo he asistido a las tres visitas de los Pontífices a la Sinagoga de Roma. En la primera, histórica, de Juan Pablo II tenía 24 años… He estudiado atentamente los tres discursos; que es un poco la ‘deformación’ del pueblo judíos: estudiar los textos y analizar las palabras. Desde el punto de vista mediático, han sido tres eventos fundamentales porque las palabras expresadas han sido muy importantes. Pensamos a las de papa Francisco: “Un católico no puede ser antisemita”. Una declaración fundamental, porque en un momento como el actual en el que estamos asistiendo a masacres realizadas en nombre de la religión, el jefe de una de las religiones más importantes diga que no se puede matar en nombre de Dios me parece que sea un mensaje de gran importancia.
A la luz de la contribución ofrecida precisamente por los tres últimos Papa para el diálogo judeo-católico, ¿cómo juzga el actual compromiso de la Santa Sede, teniendo en cuenta también las publicaciones más recientes?
— Di Castro: Creo que los pasos adelante hechos en estos últimos años son extraordinarios. Es necesario continuar con este diálogo ya iniciado y siempre abierto. Ciertamente, siempre está el discurso de las divergencias teológicas… Pero sabemos que el recorrido entre el mundo judíos y católico, iniciado con la Nostra Aetate, está yendo adelante, con la conciencia de que cada uno permanecerá con la propia identidad. Por tanto se dialoga, nos sentamos en la misma mesa y se afrontan los grandes temas, con la conciencia de que hay puntos sobre los que probablemente no se podrá convergir nunca.
Usted es presidente de la organización Benè Berith que tiene entre los objetivos, que persigue desde hace decenios, el de un diálogo sereno entre las religiones. ¿Nos explica un poco más?
— Di Castro: La organización tiene actualmente sede en más de 60 países del mundo y está muy comprometida con el diálogo. También en años donde habían surgido algunas tensiones –tanto que incluso se habían suspendido encuentros, celebraciones– la asociación siempre ha preferido afrontar los problemas juntos para tratar de resolverlos juntos, como se hace con una familia. Estos gracias también a la Comunidad de San Egidio, siempre cercana a nosotros.
Además de con los católicos, ¿trabajan también por las relaciones con el Islam?
— Di Castro: Sí, estamos también muy comprometidos con el mundo islámico moderado. Creemos realmente en esta ‘aventura’ del diálogo. Creemos que es fundamental ponernos el uno delante del otro, como en una familia: si hay problemas, dificultades, cuestiones espinosas, es bueno ponerlas sobre la mesa porque si uno las escucha, probablemente las resuelve. Sin embargo, si se dejan escondidas, después surgen muchas incomprensiones que quizá no eran ni siquiera las intenciones iniciales.

Santo Tomás de Aquino – 28 de enero

«El doctor angélico, designado patrón de las universidades y escuelas católicas por León XIII, fue un prodigio de inteligencia y virtud que puso al servicio de Dios. Su influencia en el pensamiento filosófico y teológico no ha cesado»

De la familia de los condes de Aquino y de Teano, emparentada con reyes europeos, vino al mundo en el castillo de Roccasecca, Nápoles, Italia, hacia 1225. Fue el benjamín de doce hermanos. Precoz en su interés por Dios sobre el que se preguntaba siendo muy pequeño «¿Qué és?» –cuestión a la que trataría de dar respuesta toda su vida–, se afanaba en el estudio y en la oración. Excepcionalmente dotado para la investigación, pronto superó a sus egregios profesores universitarios en Nápoles, Pietro Martín y Petrus Hibernos, hecho que se reprodujo con Pedro de Irlanda. El predicador dominico fray Juan de San Giuliano terminó de despertar su vocación a la vida religiosa y, sin plantear esta opción a sus padres, tomó el hábito a sus 19 años. La condesa se apresuró a viajar a Nápoles para ver a su hijo, pero los dominicos ya le habían destinado a Roma anticipándose a un hecho que de antemano consideraron sería irremediable: que sus padres se llevarían al novicio con ellos.

La persecución familiar se puso en marcha. Y sus hermanos, aguerridos soldados al servicio del rey, lo mantuvieron a buen resguardo durante dos años urdiendo tretas diversas, algunas rocambolescas, para derrocar su voluntad de entrega a Dios. La madre se apiadó y fue abriendo la mano progresivamente: autorización de lecturas de textos eruditos y obras de piedad, además de las Sagradas Escrituras. Cuando le permitieron abandonar el encierro, su progresión intelectual dejó a todos admirados. Fue enviado a Roma, de allí a París, y luego a Colonia, donde tuvo como maestro a san Alberto Magno. En esta ciudad fue ordenado sacerdote.

Mostraba una gran devoción por Cristo, en particular por la cruz y también por la Eucaristía así como por la Virgen María. Se caracterizaba por su inocencia evangélica y espíritu religioso; era sencillo, cercano, fiel al carisma dominico. Su breve existencia estuvo marcada por la oración, la predicación, la enseñanza y la escritura. La vida espiritual para él era fundamentalmente la caridad que culmina en oración y contemplación; ambas revierten en un aumento de aquélla virtud teologal. Pensaba, y así lo dejó escrito: que a Dios es mejor amarle que conocerle.

Se había propuesto buscar denodadamente la verdad con este lema: «contemplata aliis trajere», esto es, participar a otros el fruto de su reflexión. Hombre de extraordinaria inteligencia y memoria portentosa, siendo alumno se convirtió en profesor de filosofía y de teología. Primeramente, y por deseo de sus superiores, enseñó en París, y luego daría clases en Orvieto, Roma y Nápoles. Una de sus aplaudidas tesis es el reconocimiento de que no existe oposición entre fe y razón, sino que ambas se necesitan y complementan.

Para él no existía el tiempo; se quedaba completamente enfrascado en el estudio. Sus escritos y discursos denotan su sabiduría y el grado de su hondura espiritual. Y es que el estudio era oración para él y la oración estudio. Antes de ejercitar la labor docente, discutir, estudiar o escribir, oraba, y muchas veces lo hacía envuelto en lágrimas. Dedicaba muchas horas a la oración, postrado de hinojos ante el crucifijo. Así brotaron muchas de sus obras. El «doctor angélico» fue una persona devota que no dejó a nadie indiferente. Sus compañeros decían: «la ciencia de Tomás es muy grande, pero su piedad es más grande todavía. Pasa horas y horas rezando, y en la misa, después de la elevación, parece que estuviera en el paraíso. Y hasta se le llena el rostro de resplandores de vez en cuando mientras celebra la Eucaristía». Su obra máxima, la Summa Theologiae, de 14 tomos, es un ejemplo de síntesis y de claridad.

Renunció a ser arzobispo de Nápoles en 1265, como deseaba Clemente IV, que aceptó su decisión. El pontífice le encargó que escribiera los himnos para la festividad del Cuerpo y Sangre de Cristo, y compuso el Pange lingua (Tantum ergo), Adoro te devote y otros bellísimos cantos dedicados a la Eucaristía. Después de haber escrito tratados hermosísimos acerca de Jesús en la Eucaristía, sintió Tomás que se le decía en una visión: «Tomás, has hablado bien de Mí. ¿Qué quieres a cambio?». El santo le respondió:«Señor: lo único que yo quiero es amarte, amarte mucho, y agradarte cada vez más».Brotaba de su interior esta ferviente oración: «Concédeme, te ruego, una voluntad que te busque, una sabiduría que te encuentre, una vida que te agrade, una perseverancia que te espere con confianza y una confianza que al final llegue a poseerte».

Con frecuencia experimentaba raptos y éxtasis. En uno de ellos, el 6 de diciembre de 1273, mientras oficiaba la misa las revelaciones que recibió debieron tener tal altura que abandonó la pluma para siempre: «No puedo hacer más. Se me han revelado tales secretos que todo lo que he escrito hasta ahora parece que no vale para nada».

Murió el 7 de marzo de 1274 en el monasterio cisterciense de Fossanova, cuando partía hacia el concilio de Lyon. Fue canonizado por Juan XXII el 18 de julio de 1323. San Pío V lo proclamó doctor de la Iglesia el 11 de abril de 1567.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación