Prensa Jesuitas

Uno de los espacios de la casa de la Compañía en el barrio de la Ventilla

Los jesuitas abren en Madrid la nueva Casa San Ignacio

Se trata de un espacio común de colaboración, participación y compromiso social de la Compañía de Jesús, en el barrio madrileño de la Ventilla, para promover procesos de inclusión y mayor dignidad de las personas más vulnerables

Share this Entry

A pocos metros del centro financiero de Madrid, en torno a las cuatro torres de la Castellana, se esconde un barrio cuya población tiene muchas carencias: La Ventilla. Allí, los jesuitas han inaugurado el pasado día 21 un proyecto que aúna a todas las obras sociales de la Compañía de Jesús en la capital de España: Casa San Ignacio. Según su director, el jesuita Higinio Pi, el nombre está muy pensado: “Es casa, porque es de todos y queremos que la gente del barrio sepa que es de todos” y de San Ignacio “porque es él quien nos inspira y nos orienta”.
La llamada corrala madrileña inspira el trabajo de este singular lugar. Como ha explicado el propio Pi, “la filosofía interna del edificio es que los lugares de trabajo son pequeños pero hay mucho espacio común para todos, reuniones, salas… Es más productivo el café de las 11 de la mañana que mil reuniones”, es decir “la idea es que yo hago mi actividad y tengo múltiples espacios para colaborar y compartir con otros y enriquecerme”.
Y todo ello para cumplir el objetivo primordial de Casa San Ignacio: promover conjuntamente procesos de inclusión y mayor dignidad para las personas más vulnerables. Tanto para las del barrio, que en un alto porcentaje son inmigrantes, como para otros madrileños a los que da oportunidades a nivel de empleo, de educación en el ocio y tiempo libre, o de voluntariado.
Tres áreas verticales de trabajo vertebran la nueva casa, que ha sido presentada oficialmente este miércoles en un desayuno de prensa: Menores y Familia, Laboral y Espacio de crecimiento personal y espiritual (cuenta con su propia capilla y espacios diseñados para la reflexión). Estas conviven con otras tres áreas transversales: Formación, Trabajo en Red y Voluntariado y Participación Local.
Los jesuitas no buscan resultados “numéricos”, sino “sociales”. Además, los responsables de la casa consideran que ya han alcanzado el éxito” con la atención de una sola persona, como es el caso de una joven de El Pozo, procedente de una familia de siete hermanas cuyo padre murió en la cárcel y su madre, drogadicta, les abandonó. Su director ha insistido que el “acompañamiento” de las personas más vulnerables es la clave de ese éxito.
La reforma del edificio de 1.800 metros cuadrados, situado entre el centro de atención a inmigrantes Pueblos Unidos y el colegio Padre Piquer (ambos regidos por la Compañía de Jesús), la han llevado a cabo durante dos años un grupo de jóvenes de la Empresa de Inserción Amoverse, que enseña un oficio a jóvenes en riesgo de exclusión social.
El espacio está dedicado a tres proyectos: La Casa de la Juventud, para menores; Conecta Ventilla, de apoyo a adolescentes en los centros escolares; y el Plan Familia, un proyecto en red del área de menores del Sector Social de los Jesuitas y del Instituto Universitario de la Familia de la Universidad Pontificia Comillas.
En esta casa convergen desde un espacio de co-working para empresas sociales (Espacio Geranios), una casa de infancia y juventud o una empresa de inserción social para jóvenes en riesgo. También están las sedes de la delegación de Entreculturas en Madrid, la Fundación San Juan del Castillo, Radio ECCA Madrid, Fundación Amoverse, Empresa Amoverse Inserción, Red Genera, Hospitalidad Madrid y Programa Incorpora.
En cuanto a la financiación, sus responsables han señalado que se realiza a través de obras sociales de entidades financieras, donaciones particulares, fondos públicos y europeos, aunque también buscan otras formas de autofinanciación, como la cesión de espacios a otras organizaciones que quieran celebrar eventos y reuniones en la casa.
 
 

Share this Entry

Iván de Vargas

Profesional de la comunicación con más de 15 años de experiencia en la información religiosa. A lo largo de su dilatada trayectoria, ha desempeñado diferentes responsabilidades: delegado diocesano de Medios de Comunicación Social de Córdoba y director de la Revista Primer Día; director de comunicación de la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM); redactor jefe del Semanario Alba, y responsable de comunicación de María Visión España, donde ha dirigido y presentado diferentes programas de TV. Asimismo, ha sido colaborador de diferentes medios de comunicación nacionales e internacionales (Cadena Cope, Popular TV, Intereconomía TV, Radio Intereconomía, La Nación, Trámite Parlamentario y Municipal, Radio Inter, Radio María, Semanario Alfa y Omega, Avvenire, etc.). En este tiempo, ha estado especialmente vinculado a la cobertura informativa de las actividades del Papa y la Santa Sede. Actualmente es redactor de la agencia ZENIT. También es miembro fundador de Crónica Blanca y socio de la Unión Católica de Informadores y Periodistas de España (UCIP-E).

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación