Mons. Sebastián Francis Shah, Arzobispo de Lahore. Foto: AIN

El arzobispo de Lahore: “Vamos adelante llevando la cruz”

Los terroristas habrían tratado deliberadamente de golpear al mayor número de personas, en particular cristianas

Share this Entry

(ZENIT – Roma).- “He visitado cada cama, y a cada víctima sea cual sea su fe. Ha sido realmente difícil, porque he visto muchos niños de apenas 4 o 5 años, cristianos y musulmanes, heridos o asesinados por este terrible ataque”. Estas son las declaraciones de monseñor Sebastian Francis Shah, arzobispo de Lahore, a Ayuda a la Iglesia Necesitada, después del atentado que tuvo lugar este domingo en un parque de la capital de la provincia pakistaní del Punjab, en torno a las 18.30 horas.
El prelado habló con AIN al regresar del hospital, donde visitó a algunos de los más de 300 heridos y a las familias de las 72 víctimas del atentado. Entre ellos 30 niños.
Monseñor Shah explica que para la comunidad cristiana de Pakistán en los días de fiesta, como Pascua o Navidad, es costumbre después de la misa y la comida en familia, salir a pasar a un parque para continuar las celebraciones.
“Después del atentado del año pasado a las dos iglesias cristianas en el barrio de Youhanabad temían que pudiera verificarse un ataque y por eso el gobierno había preparado las medidas de seguridad necesarias para proteger las iglesias, pero nadie había pensado en el parque”.
En la tarde del Sábado Santo, las autoridades habían puesto en marcha las medidas de seguridad necesarias. Monseñor Shah cree posible que la comunidad cristiana fuera el objetivo de los atacantes, pero subraya cómo entre las víctimas y los heridos hay también muchos musulmanes. El prelado ha ofrecido consuelo también a ellos.
“A mis fieles les he dicho que no pierdan la esperanza, porque aunque afrontamos un periodo de grave dificultad, debemos aprender a levantarnos de nuevo así como Cristo ha sabido levantarse incluso llevando la cruz. Y así nosotros, aun llevando nuestra cruz debemos lograr ir adelante. Porque Dios estará siempre con nosotros”, ha asegurado el prelado.
En conversación telefónica desde Lahore, Peter Jacob, director de la Comisión Justicia y Paz de Pakistán, confirma a AIN cómo “los terroristas han tratado de causar el mayor número de víctimas posibles y golpear en particular a la comunidad cristiana”.
Jacob subraya el aumento del compromiso por parte del ejército y del gobierno pakistaní en el tratar de hacer frente al terrorismo y no excluye que la elección del parque Gulshan-i-Iqbal, no lejos de la casa de familia del primer ministro Nawaz Sharif pueda representar un mensaje para él. “Esta es su ciudad y también su hermano, Shahbaz Sharif vive aquí por tanto no podemos excluir que los terroristas hayan querido de alguna manera mandar una advertencia a las autoridades”.
El atentado podría también estar unido a las graves tensiones que han seguido a la reciente ejecución de Mumtaz Qadri, que en el 2011 asesinó al gobernador de Punjab, Salmaan Taseer, opositor la ley antiblasfemia. Para muchos, Qadri era un héroe porque había asesinado a un blasfemo, y por ello, su ejecución se aplazó durante largo tiempo. Tras su muerte surgieron en todo el país numerosas protestas. “No podemos excluir una relación entre ambos hechos, pues entre los manifestantes y los terroristas existe un cierto nexo ideológico”, ha afirmado Jacob..

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación