Papa Francisco y Card. López Romero © Vatican Media

Marruecos: El cardenal López Romero invita a leer este momento a la luz de la palabra de Dios

Emergencia del coronavirus

Share this Entry

(zenit – 19 marzo 2020).- “Debemos aprender a leer este acontecimiento a la luz de la Palabra de Dios, sabiendo que Dios es capaz de sacar el bien también de nuestros pecados y del mal que cometemos”. Estas son algunas de las palabras que ha tenido el cardenal Cristóbal López Romero, arzobispo de Rabat, Marruecos.

Con motivo de la pandemia del coronavirus, el cardenal español López Romero ha dedicado una carta a todos los fieles, diciendo que “lo importante es no vivir todo esto fuera de la fe”, tal y como informa Vatican News.

Vivir con creatividad

“Les escribo sobre la situación causada por el coronavirus en el mundo pensando en el bien común y en la salud de todos”, comienza la carta del purpurado, e insta a todos los fieles a “vivir este momento con creatividad”, promoviendo la oración en familia, sobre todo el rezo del Rosario.

El arzobispo de Rabat exhorta a dar limosna y a la ayuda mutua y asegura que los sacerdotes, religiosos y agentes pastorales estarán disponibles para los enfermos, para llevarles consuelo, la Palabra de Dios y la comunión, indican desde la fuente anteriormente citada.

Prohibición de reuniones

Teniendo en cuenta que el Ministerio del Interior ha prohibido cualquier reunión con más de cincuenta personas, el cardenal López Romero destaca que las reglas deben ser cumplidas “no por miedo sino por amor”.

“Debemos pensar en el bien de todos, la cancelación de las reuniones y la Misa dominical debe ser vista como un acto de solidaridad para toda la humanidad y como un gesto de amor hacia nuestro prójimo, nuestros vecinos, nuestros colegas”, añade el cardenal.

Situación en Marruecos

Actualmente, Marruecos suma 58 casos de infectados y 2 fallecidos por la pandemia del coronavirus, tal y como indica la última actualización de datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Asimismo, el cardenal advierte que “no se debe pensar que el coronavirus es un castigo de Dios, sería una blasfemia”. Y añade que: “No hagamos a Dios responsable de lo que es nuestra responsabilidad, nuestra forma de vida, nuestra forma de actuar. Volvamos a Dios en la oración para pedirle que nos libere de este flagelo, pero asumiendo nuestras responsabilidades. La pandemia hace que nos detengamos, nos obliga a quedarnos en casa, nos da tiempo para nosotros y nuestra familia”.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación