El Arzobispo de Managua, Nicaragua © Facebook Archidiócesis de Managua

El Arzobispo de Managua, Nicaragua © Facebook Archidiócesis de Managua

Nicaragua: Arquidiócesis de Managua, orientaciones al clero y fieles ante el Covid-19

Misa, confesión y celebración de la Semana Santa

Share this Entry

(zenit – 25 marzo 2020).- La archidiócesis de Managua comunicó ayer, 24 de marzo de 2020, a través de una circular, una serie de orientaciones y criterios que ayuden “a ser una Iglesia orante, cercana y servicial, para vivir con una actitud de fe en sintonía con el testimonio del pueblo de Dios”.

En plena pandemia del coronavirus y dado el impacto que tiene en la vida pastoral, la Arquidiócesis de Managua, Nicaragua, invita al clero arquidiocesano y a los fieles a vivir con “espíritu de comunión eclesial, responsabilidad y sentido común”.

Oraciones

La carta indica que esta situación extraordinaria supone una nueva oportunidad de “experimentar la unión espiritual de los creyentes”, de ser “creativos en nuevas formas personales y familiares” y en el aprovechamiento de las plataformas tecnológicas y las redes sociales.

De este modo, esta semana la unión con el Santo Padre se producirá en el día de hoy, 25 de marzo de 2020, con el rezo de un Padre Nuestro a las 6, 12 y 18 horas. Además, el próximo viernes 27 de marzo de 2020, a las 11 horas de la mañana, en oración con el Pontífice, se recibirá la bendición Urbe et Orbi.

Del mismo modo, el arzobispado invita a todos los fieles a la lectura orante de la Palabra, a la comunión espiritual, al rezo piadoso del Vía Crucis, del Ángelus y el Santo Rosario, de la novena a la Inmaculada Concepción de la Virgen María y a los santos “de nuestra devoción”.

Sacramento de la Reconciliación

En la misiva se autoriza al clero en la Arquidiócesis de Managua a la aplicación de la absolución general prevista en las disposiciones de la Penitenciaría Apostólica, “recordando a los fieles que la reciben con la obligación de acercarse a la confesión individual concluida esta situación especial. Quienes no puedan asistir ante el ministro del sacramento recordarles la enseñanza sobre la contrición perfecta”.

Por otro lado, se indica a los pastores que no dejen de alimentar “su vida espiritual en la doble mesa de la Sagrada Escritura y de la Eucaristía”, que pueden ofrecerla, aunque participen pocos feligreses, como mediación entre la Misericordia de Dios y su pueblo. Salvo situación de extrema de emergencia, “exhortamos a que los templos permanezcan abiertos para que las personas que lo deseen encuentre un lugar para orar de manera personal. Se deberá proveer las debidas prevenciones de limpieza e higiene”, aclara el comunicado.

 Semana Santa

En la circular se indica que, a pesar de la ausencia de fieles, “se seguirá lo indicado en el Decreto de la Congregación del Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos, cuyas celebraciones más importantes se realizarán solamente en la Santa Iglesia Catedral y los templos parroquiales”.

La Misa Crismal tendrá lugar en la fecha que darán a conocer con posterioridad. El Jueves Santo se omite el lavatorio de los pies y la procesión del Santísimo Sacramento, el cual se reservará en el Sagrario. El Viernes Santo, en la celebración de la Pasión del Señor se prestará atención especial al personal sanitario, los difuntos y víctimas de esta pandemia.

Finalmente, en la Vigilia Pascual se omite la bendición de fuego y la procesión con el Cirio Pascual, se hace el pregón pascual y la liturgia de la Palabra de forma breve. Además, en la liturgia bautismal solo se renuevan las promesas bautismales, dando paso a la liturgia eucarística.

En el comunicado se expone que en el caso de los difuntos “se realizará únicamente el rito de exequias en la casa o en el templo de acuerdo con los familiares”.

Share this Entry

Christian Vallejo

Estudiante de Periodismo.

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación