Familia © CELAM

Consejo Episcopal Latinomericano: Mensaje por el Día Internacional de la Familia

De su presidente, Mons. Cabrejos

Share this Entry

(zenit – 15 mayo 2020).- “Sin familias fuertes en la comunión y estables en el compromiso, los pueblos se debilitan”. La Iglesia, “está convencida que la familia es un espacio de comunión tan necesaria en una sociedad cada vez más individualista”, expresa Mons. Cabrejos.

Con estas palabras, el presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), Monseñor Miguel Cabrejos Vidarte, extiende su saludo a las familias del continente en su día internacional, celebrado hoy, 15 de mayo de 2020, según informa el propio CELAM a través de un comunicado.

El 9 de diciembre de 1989, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el Año Internacional de la Familia y en 1993 se decidió celebrar el Día Internacional de la Familia cada 15 de mayo. El propósito del mismo es promover el análisis sobre las cuestiones relativas a la familia y analizar la influencia de los procesos sociales, económicos y demográficos en su desarrollo.

Cercanía espiritual

En su mensaje, el prelado transmite a las familias de América Latina y el Caribe su cercanía espiritual y les recordó que en esta crisis sanitaria, económica y social no se encuentran solas, pues la Iglesia como Madre les acompaña con su oración y acción solidaria.

“Les pido que aprovechen la oportunidad que nos brinda el confinamiento obligatorio que se vive en muchos países para que en la convivencia familiar se acreciente la comunicación, el respeto y el cariño y que los padres escuchen, ayuden, oren y jueguen con sus hijos. Juntos de la mano de Dios, vamos a superar esta difícil situación, indica Mons. Cabrejos.

Importancia de las familias

El prelado subraya también que a través de esta celebración anual se refleja la importancia que la comunidad internacional otorga a las familias: “Universalmente la familia sigue siendo considerada como unidad básica de la sociedad, y como tal tiene que ser el santuario natural y principal de humanización de la persona, cuna de la vida y del amor. Los esposos son la expresión primera de comunión de personas humanas”.

Haciendo eco de las palabras del Papa Francisco, Monseñor Cabrejos recuerda a las familias que “están llamadas a continuar creciendo y avanzando en todos los sitios, aun en medio de dificultades y limitaciones, tal como lo han hecho las generaciones pasadas”.

Y añade: “Nuestras familias son tesoros vivos de memoria, con los hijos que a su vez se convierten en padres y luego en abuelos. De ellos recibimos la identidad, los valores y la fe”.

Share this Entry

Larissa I. López

Larissa I. López es licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Sevilla, Máster en Artes de la Comunicación Corporativa y Doctora en Comunicación por la Universidad CEU San Pablo de Madrid. Su trayectoria profesional ha transcurrido entre el ámbito de la comunicación y el de la docencia. Como redactora, ha colaborado con medios como Aceprensa, Pantalla 90 o CinemaNet. Como profesora, por su parte, ha impartido clases en la universidad y en centros de FP y bachillerato. En estos últimos realizaba también tareas relacionadas con la comunicación (redes sociales y edición de contenidos). Cordobesa de nacimiento también ha vivido en Sevilla, Madrid y Roma.

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación