La Gritería Chiquita

La gritería chiquita, León, 15 agosto 2020 (C) Néstor Velázquez

Nicaragua: La diócesis de León resiste en “La Gritería Chiquita”

73 años de penitencia a la Asunción de María

Share this Entry

(zenit – 18 agosto 2020).- Hace 73 años entre los meses de julio y agosto de 1947, el volcán Cerro Negro en León, Nicaragua, hizo erupción y fue tal la lluvia de cenizas sobre la ciudad que se acumuló en las calles, los techos de tejas de las casas colapsaban y peligraba hasta la misma azotea de la imponente Catedral de la Asunción de María.

Según relatos de la época, a los pobladores se les dificultaba respirar por lo que el obispo de la diócesis en la época; monseñor Isidro Augusto Oviedo y Reyes le prometió a la bendita Virgen María, que en ruego por su intercesión ante Dios Todopoderoso, se celebraría “La gritería de Penitencia”, conocida popularmente como “La Gritería Chiquita”.

León, es considerado en Nicaragua como la cuna de la marianidad nicaragüense,  su catedral construida entre 1747 y 1825, es una reconocida joya de la arquitectura iberoamericana y uno de los principales edificios de la transición del barroco al neoclásico.

En ella descansan los restos del poeta nicaragüense Rubén Darío (1867-1916), los vates Alfonso Cortés y Salomón de la Selva, el músico José de la Cruz Mena y el prócer de la Independencia de Centroamérica Miguel Larreynaga. También cuenta con la cripta de obispos que han pasado por la diócesis de León la más antigua de Nicaragua, creada en 1531.

Obispo 50 recuerda inicios de la penitencia a la Asunción de María

La Gritería ChiquitaMonseñor René Sándigo, es el obispo 51 de León, en su homilía el pasado 14 de agosto, día en que miles de fieles salían de sus hogares a cantar y rezar a la Virgen de la Asunción y que este año por la pandemia de COVID-19 no se realizó, recordó que en el edicto episcopal de la época el obispo pedía, “entregar crucifijos, novenas, estampitas, rosarios, como forma de pagar la promesa a la madre, así lo hemos renovado y hecho en la catedral con músicos durante todo el día”, dijo el prelado.

El milagro se dio en la noche del 14 de agosto, cuando paró la erupción y desde entonces en esa fecha, en víspera de la fiesta de La Asunción de la bendita Virgen María, se celebra esta fiesta religiosa y de piedad popular.

Llamado a la unidad de la iglesia

La Iglesia nicaragüense recientemente ha vivido numerosos ataques, el hecho más reciente fue el atentado terrorista a la Catedral de Managua, que fue condenado por el Papa Francisco y por la comunidad internacional.

Durante esta celebración el mitrado de León dijo que es “momento de renovar el compromiso de unidad a la Iglesia”. Al renovar el compromiso “nos damos cuenta que es un reto mayor, porque están presente en todas partes ideologías que destruyen la moral, costumbres económicas que desbaratan los buenos hábitos, hoy sin embargo hemos de renovar la fidelidad a la iglesia y nadie puede decir que las costumbres y tradiciones han surgido sola, porque han surgido de un pueblo católico obediente a la Iglesia”, expresó.

“Debemos ser fieles a la iglesia aunque en ocasiones se quiera destruir su jerarquía que Dios en la persona de Jesucristo la fundó, a ella tenemos que serle fiel y renovar nuestro compromiso”, recalcó Sándigo.

El prelado invitó a los fieles a continuar asumiendo junto al pastor el compromiso de la penitencia porque “uno de los grandes deseos del maligno es dividir la iglesia, sabemos cuándo el maligno quiere dañar y por ello ante su arremetida debemos de contrarrestar asumiendo el compromiso de ser uno y hoy lo asumimos ante la Virgen”, puntualizó.

Familias vivieron las fiestas desde sus hogares

La actividad de religiosidad popular consiste en recorrer las calles de León y visitar altares en honor a la Virgen, con cánticos y rezos a la vez que se grita “¿Quién causa tanta alegría?”, a lo que se responde: “La Asunción de María”.

A cambio de rezar y cantar, los feligreses reciben dulces, frutas, trozos de caña de azúcar y en algunos casos pequeñas bolsas con arroz, fríjoles, azúcar y otros tipos de regalos en medio de la quema de abundante pólvora.

En un recorrido realizado por el equipo de zenit en Nicaragua, se constató que los fieles acataron las recomendaciones eclesiásticas, quienes sugirieron que en este tiempo de pandemia por el coronavirus “como iglesia samaritana moderen los gastos en pólvora, altares costosos y evitar la tradicional gorra debido a que bien se sabe que la pandemia ha dejado sin empleo y con muchos gastos a familias enteras y nos dediquemos a atender las carencias de vecinos y amigos”.

Una Catedral con historia

La Basílica Catedral de la ciudad universitaria de León, fue declarada patrimonio nacional en 1983 bajo la administración cultural del poeta y sacerdote trapense Ernesto Cardenal y entre sus ilustres visitantes se encuentran el papa San Juan Pablo II, los reyes eméritos de España don Juan Carlos y doña Sofía o los grandes duques de Luxemburgo, Enrique y María Teresa Nassau.

El 28 de septiembre del 2012 fue declarada patrimonio histórico de la humanidad por la UNESC. La catedral tiene en su interior obras de arte importantes, incluido un altar flamenco y pinturas de las 14 estaciones del Via Crucis obra del artista nicaragüense Antonio Sarria a finales del siglo XIX y principios del XX.

Share this Entry

Cristhian Alvarenga

Actualmente periodista en la diócesis de León, Nicaragua, autor del blog Iglesia en Salida donde aborda temas sociales y religiosos de Centro América, ambientalista preocupado por la situación de su país.

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación