Papa Navidad

Audiencia a delegaciones de donantes del árbol de Navidad y del belén (C) Vatican Media

Navidad: Audiencia del Papa con donantes del árbol y el pesebre

Delegaciones de Italia y Eslovenia

Share this Entry

(zenit – 11 dic. 2020).- Esta mañana, el Papa Francisco ha recibido en audiencia a las delegaciones procedentes de Castelli en Abruzzo, Italia, y del municipio de Kočevje, región sudoriental de Eslovenia, con motivo de la entrega árbol de Navidad y el pesebre montado en la plaza de San Pedro.

A continuación, sigue el saludo del Santo Padre.

***

Saludo del Papa a las delegaciones.

¡Queridos hermanos y hermanas!

Habéis venido para la presentación oficial del árbol de Navidad y el pesebre colocado en la Plaza de San Pedro; os doy la bienvenida cordialmente y os agradezco vuestra presencia. Saludo a la delegación de la República de Eslovenia, encabezada por el ministro de Relaciones Exteriores, acompañada por el cardenal Rodé y el arzobispo de Maribor, e integrada por otros ministros, embajadores y distinguidas personalidades. Eslovenia donó el majestuoso abeto noruego, elegido de los bosques de Kočevje.

Y saludo a la delegación de la diócesis de Teramo-Atri, con el obispo Lorenzo Leuzzi y numerosas autoridades civiles: el monumental pesebre de cerámica viene de vuestra tierra, precisamente de Castelli. Esta tarde se inaugurarán estos dos “iconos” de la Navidad. Más que nunca, son un signo de esperanza para los romanos y para los peregrinos que tendrán la oportunidad de venir a admirarlos.

papa navidad

Audiencia a delegaciones de donantes del árbol de Navidad y del belén (C) Vatican Media

El árbol y el pesebre ayudan a crear una atmósfera navideña favorable para vivir con fe el misterio del nacimiento del Redentor. En el pesebre, todo habla de la pobreza “buena”, la pobreza evangélica, que nos hace bienaventurados: al contemplar la Sagrada Familia y los diversos personajes, nos atrae su desarmante humildad.

Nuestra Señora y san José vinieron desde Nazaret hasta Belén. No hay lugar para ellos, ni siquiera una pequeña habitación (cf. Lc 2,7); María escucha, observa y guarda todo en su corazón (cf. Lc 2,19.51). José busca un lugar para ella y el niño que está a punto de nacer.

Los pastores son protagonistas en el pesebre, como en el Evangelio. Viven al aire libre. Ellos mantienen la vigilancia. El anuncio de los ángeles es para ellos, y van inmediatamente a buscar al Salvador que ha nacido (cf. Lc 2,8-16).

La fiesta de la Navidad nos recuerda que Jesús es nuestra paz, nuestra alegría, nuestra fuerza, nuestro consuelo. Pero, para acoger estos dones de gracia, necesitamos sentirnos pequeños, pobres y humildes como los personajes del pesebre.

También esta Navidad, en medio del sufrimiento de la pandemia, Jesús, pequeño e indefenso, es el “Signo” que Dios da al mundo (cf. Lc 2,12). Admirable signo, como la carta del pesebre que firmé hace un año en Greccio. Nos hará bien volver a leerlo en estos días.

Queridos amigos, gracias a todos desde el fondo de mi corazón. También a los que no pudieron estar presentes hoy, así como a los que ayudaron con el transporte y el montaje del árbol y la cuna. Que el Señor le recompense por su disponibilidad y generosidad.

Les expreso mis deseos de una celebración navideña llena de esperanza, y les pido que los lleven a sus familias y a todos sus conciudadanos. Le aseguro mis oraciones y le bendigo. Y vosotros también, por favor no olvidéis rezar por mí. ¡Feliz Navidad! Gracias.

© Librería Editora Vaticana

Share this Entry

Redacción zenit

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación