Movimento Apostolico era una agregación de fieles que se empeñaba de manera especial en el anuncio y recuerdo del Evangelio de Jesús. Foto: Facebook Movimento Apostolico.

Santa Sede suprime el “Movimiento Apostólico” asociado a la supuesta vidente Maria Marino

“las presuntas revelaciones que originaron el Movimiento Apostólico a través de la fundadora, la Sra. María Marino, deben considerarse no de origen sobrenatural»

Share this Entry

Por: Valentina di Giorgio

(ZENIT News Agency, 06.07.2021).- Era el 28 de septiembre de 2020 cuando la Santa Sede comunicaba el nombramiento de un visitador apostólico al así llamado Movimento Apostolico vinculado a la señora Maria Marino, supuesta vidente. La visita iniciaría el 13 de octubre del mismo año y concluiría el 17 de abril de 2021. La visita estuvo motivada por cuestiones de carácter disciplinar y doctrinal surgidos a lo largo de los años.

Dos meses después, un decreto de tres cardenales (el de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el de la Congregación para el Clero y el Dicasterio para Laicos, Familia y Vida) era leído en la basílica de la Inmaculada Concepción de Catanzaro, en presencia del arzobispo del lugar, para venir a decir una cosa: el Movimento Apostolico quedaba suprimido.

¿Qué era el Movimento Apostolico? Una agregación de fieles que se empeñaba de manera especial en el anuncio y recuerdo del Evangelio de Jesús: “llevar el Evangelio viviéndolo, ofrecer la propia vida en un trabajo de conversión y santificación por la salvación del mundo”.

Surgido el 3 de noviembre de 1979 en Catanzaro y vinculado a la señora Maria Marino, quien lo inspira y funda. Pronto encontró el apoyo del arzobispo del lugar, le fue dotado de unos estatutos e incluso la sra. Marino fue recibida en audiencia privada por san Juan Pablo II. Pronto comenzó a ser fuente de vocaciones que dieron origen al Instituto Secular Maria Madre della Redenzione. La obra se extendió a Suiza, Alemania, Congo, Camerún, Madagascar, India, Benin, Ecuador… Pero el decreto de supresión era tajante: “las presuntas revelaciones que originaron el Movimiento Apostólico a través de la fundadora, la Sra. María Marino, deben considerarse no de origen sobrenatural». Maria Marino es actualmente una mujer de 90 años.

Share this Entry

Redacción Zenit

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación