Fiesta Bautismo del Señor. Foto: Vatican.va

¿Cuál es la tarea de papás y padrinos que bautizan? La cortísima y profunda reflexión del Papa en el bautismo de 16 bebés

Este año 7 niños y 9 niñas recibieron el sacramento. El Papa habló de los papás y padrinos como custodios de la identidad cristiana.

Share this Entry

(ZENIT Noticias / Ciudad del Vaticano, 10.01.2022).- Ya es tradición que el Papa sea el ministro que bautiza niños al menos una vez al año: concretamente el día de la solemnidad del bautismo del Señor. Este 2022 esa fecha cayó en domingo 9 de enero y la administración del bautismo se tuvo en la Capilla Sixtina. Este año 7 niños y 9 niñas recibieron el sacramento. Ofrecemos a continuación la breve pero bonita homilía que el Papa ofreció a los papás y padrinos, homilía que se centró en la identidad cristiana y en la tarea que como papás y padrinos tienen en cuanto guardianes de esa identidad.

***

Hoy conmemoramos el Bautismo del Señor. Hay un himno litúrgico muy hermoso en la fiesta de hoy que dice que el pueblo de Israel fue al Jordán «con los pies desnudos y el alma desnuda», es decir, un alma que quería ser bañada por Dios, que no tenía riquezas, que necesitaba a Dios. Estos niños de hoy también vienen aquí con «los pies descalzos y el alma desnuda» para recibir la justificación de Dios, la fuerza de Jesús, la fuerza para seguir adelante en la vida. Vienen a recibir la identidad cristiana. Es esto, simplemente. Sus hijos recibirán hoy su identidad cristiana. Y vosotros, padres y padrinos, debéis guardar esta identidad. Esta es vuestra tarea a lo largo de vuestra vida: custodiar la identidad cristiana de vuestros hijos. Es un compromiso diario: ayudarles a crecer con la luz que van a recibir hoy. Esto es todo lo que quería deciros, este es el mensaje de hoy: valorad la identidad cristiana que habéis traído hoy para que vuestros hijos la reciban.

Esta ceremonia es un poco larga y los niños se sienten extraños aquí en un entorno que no conocen. Por favor, ellos son los protagonistas: procuren que no tengan demasiado calor, que se sientan cómodos… Y si tienen hambre, dales el pecho tranquilamente aquí, delante del Señor, no hay problema. Y si gritan, que griten, porque tienen un espíritu de comunidad, digamos un «espíritu de banda», un espíritu de conjunto, y basta con que uno se ponga en marcha -porque todo el mundo es musical- para que inmediatamente venga la orquesta. Que lloren en silencio, que se sientan libres. Pero no dejes que sientan demasiado calor, y si tienen hambre, no dejes que se queden con hambre.

Y así, con esta paz, avanzamos en la ceremonia. Y no lo olvides: ellos recibirán la identidad cristiana y tu tarea será preservar esta identidad cristiana. Gracias.

 

Traducción del original en italiano realizada por el director editorial de ZENIT.

Share this Entry

Redacción Zenit

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")