John Henry Ramírez Foto: El país

Iglesia católica se pronuncia sobre caso de reo a pena de muerte que obtuvo poder morir con su pastor junto a él

Permitir que el pastor del Sr. Ramírez proporcione la asistencia espiritual que el Sr. Ramírez ha solicitado no convertiría su ejecución en un acto justo. La práctica de las ejecuciones de seres humanos sancionadas por el Estado -la terminación irrevocable del don de Dios de la vida humana- es una grave violación de la dignidad humana.

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

(ZENIT Noticias / Washington, 30.03.2022).- El 23 de marzo, la Corte Suprema de los Estados Unidos falló 8-1 a favor de John Ramírez, un recluso en el corredor de la muerte, en su desafío a la denegación por parte del Estado de Texas de su petición de que su pastor ore e imponga las manos sobre él mientras el Estado lo ejecuta. El cardenal Timothy Dolan, de Nueva York, presidente del Comité para la Libertad Religiosa de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB), y el arzobispo Paul Coakley, de Oklahoma City, presidente del Comité de Justicia Doméstica y Desarrollo Humano de la USCCB, emitieron la siguiente declaración:

«Como criaturas caídas, todos necesitamos la gracia y el perdón de Dios. Por las acciones de John Ramírez, el Estado lo condenó a muerte. Él ha pedido al Estado que le permita lo que cree sinceramente que necesita para prepararse para el final de esta vida. El Tribunal Supremo ha dictaminado, con razón, que el Estado no ha alcanzado el listón tan alto que la ley establece para negar a los condenados el acompañamiento que su religión prescribe.

Permitir que el pastor del Sr. Ramírez proporcione la asistencia espiritual que el Sr. Ramírez ha solicitado no convertiría su ejecución en un acto justo. La práctica de las ejecuciones de seres humanos sancionadas por el Estado -la terminación irrevocable del don de Dios de la vida humana- es una grave violación de la dignidad humana. Una ejecución representa un juicio por parte de seres humanos falibles de que una persona está más allá de la redención – un juicio que la Iglesia Católica rechaza. El Estado debería actuar con justicia y misericordia perdonando la vida del Sr. Ramírez. El Tribunal Supremo ha hecho lo correcto en su decisión de honrar el derecho del Sr. Ramírez a buscar la misericordia de Dios en el momento de su muerte»

La USCCB presentó un informe amicus en apoyo de la demanda de John Ramírez conjuntamente con la Conferencia Episcopal Católica de Texas, que también emitió una declaración en respuesta a la sentencia del Tribunal Supremo.

La agencia ZENIT reportó sobre este caso el martes 29 de marzo. Puede verse aquí: “Estados Unidos: reo gana caso y podrá ser ejecutado sujetando la mano de un ministro de culto. Tribunal Supremo da el visto bueno”.

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

Redacción Zenit

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación