Doug Ducey, gobernador de Arizona Foto: ADF

USA: gobernador de Arizona firma proyecto de ley que protegen la libertad religiosa

Print Friendly, PDF & Email

El gobernador de Arizona firmó una ley que garantiza que el estado no discrimine a las iglesias y otras organizaciones religiosas y les permite permanecer abiertas durante un estado de emergencia en términos que no son inferiores a otros negocios y servicios.

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

(ZENIT Noticias / Arizona, 26.04.2022).- Este lunes 25 de abril, el gobernador de Arizona, Doug Ducey, firmó un proyecto de ley (llamado HB 2449) que garantiza que los residentes de centros de atención a largo plazo puedan recibir visitas del clero durante un estado de emergencia, una extensión de protecciones aprobada el año pasado para pacientes en hospitales.

Con relación a esta ley, Greg Chafuen, asesor legal de Alliance Defending Freedom, dijo:

“Se debe proteger la libertad religiosa de los arizonenses, especialmente durante una crisis pública. En los últimos dos años, a demasiadas personas se les negaron las visitas del clero, incluso en situaciones de fin de vida. HB 2449 asegura que esto no suceda en centros de atención a largo plazo como hogares de ancianos al permitir que los residentes reciban visitas del clero. Los residentes en situación de vulnerabilidad merecen que se proteja su libertad religiosa. Su derecho a ejercer la religión no debe ser negado o violado simplemente porque se encuentran en un centro de atención. Felicitamos al gobernador Ducey y a la Legislatura de Arizona por dar este paso para proteger la libertad religiosa de los arizonenses”.

Sobre la firma del gobernador Ducey para este proyecto de ley que garantiza que el estado no discrimine a las iglesias y otras organizaciones religiosas y les permite permanecer abiertas durante un estado de emergencia en términos que no son inferiores a otros negocios y servicios, declaró también el asesor de Alliance Defending Freedom:

“Las casas de culto y las organizaciones religiosas brindan operaciones de sostenimiento del alma que son esenciales para nuestra sociedad y están protegidas por la Primera Enmienda. Si bien los funcionarios públicos tienen la autoridad y la responsabilidad de proteger la salud y la seguridad públicas, la Primera Enmienda prohíbe que el gobierno trate los lugares de culto y las organizaciones religiosas peor que las entidades seculares comparables. HB 2507 garantiza que las organizaciones religiosas puedan mantener sus puertas abiertas y las protege de la discriminación basada en su identidad religiosa o conducta protegida constitucionalmente. Agradecemos al gobernador Doug Ducey y a los legisladores de Arizona por tomar esta importante medida para preservar la libertad religiosa”.

Share this Entry

Redacción Zenit

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }