Mons. Stepan Meniok. Foto: Ayuda a la Iglesia Necesitada

Rusia encarcela a dos sacerdotes. Obispo ucraniano intercede por ellos

Los Padres Redentoristas, detenidos por las milicias rusas, prestaban atención pastoral a las parroquias católicas griegas y de rito latino, y son de los pocos que quedan en los territorios ocupados.

Share this Entry

Por: María Lozano y John Newton

 

(ZENIT Noticias / Donetsk, Ucrania, 28.11.2022).- La fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) ha conocido con profunda consternación la detención de dos sacerdotes que prestaban servicio en la ciudad portuaria de Berdyansk, en el sureste de Ucrania, ocupada por Rusia desde febrero de 2022. Los Padres Redentoristas, detenidos por las milicias rusas, prestaban atención pastoral a las parroquias católicas griegas y de rito latino, y son de los pocos que quedan en los territorios ocupados. Según un comunicado oficial enviado a AIN por Monseñor Stepan Meniok, obispo del exarcado de Donetsk de la Iglesia greco-católica ucraniana, la detención es «infundada e ilegal».

El Padre Ivan Levitskyi C.SS.R., párroco de la iglesia de la Natividad de la Virgen María de la ciudad de Berdyansk, y el Padre Bohdan Heleta C.SS.R., capellán de la misma iglesia, fueron detenidos en un centro de detención preventiva de Berdyansk por la administración rusa, acusados de preparar un acto terrorista.

El comunicado enviado a AIN denuncia que la acusación de posesión de armas y explosivos por parte de los sacerdotes es falsa y añade que se trata de una maniobra organizada con fines propagandísticos. «Los sacerdotes llevan más de tres años en el ministerio sacerdotal y ejercen legítimamente su actividad pastoral en la parroquia local, proclamando un mensaje de paz para todos», explica Mons. Meniok. «En el momento del registro de la iglesia, de la rectoría y de los locales técnicos de la parroquia, ambos sacerdotes ya estaban detenidos, lo que significa que ya no tenían ningún tipo de control sobre las instalaciones, ni sobre las acciones de la Rosguard [Guardia Nacional Rusa]», señala el prelado en su comunicado.

ACS sigue estos tristes acontecimientos con gran preocupación, dados los repetidos informes sobre el desprecio de los principios básicos de los derechos humanos por parte de los servicios especiales rusos, es decir, los que detuvieron a los clérigos. «Pedimos que se difunda ampliamente la información para liberar a los capellanes detenidos. Hacemos un llamamiento a las autoridades y a todas las personas de buena voluntad para que se unan a la causa de la liberación de los sacerdotes, así como para que aumenten la oración», concluyó el obispo del exarcado de Donetsk.

Share this Entry

John Newton

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación