Dona ahora!
El Papa ha bendecido el cementerio y ha rezado ante las tumbas © L'Osservatore Romano

El Papa ha bendecido el cementerio y ha rezado ante las tumbas © L'Osservatore Romano

Bangladesh: Francisco visita el cementerio y la antigua Iglesia del Rosario

El Papa ha bendecido a 200 niños de un orfanato

(ZENIT – 2 Dic. 2017).- Al término del encuentro con los seminaristas, religiosos y sacerdotes, a las 11:45 hora local (6:45 h. en Roma), el Papa Francisco ha visitado el cementerio parroquial y la antigua Iglesia del Santo Rosario, en esta última jornada del Santo Padre en Bangladesh.

El Papa ha recorrido en silencio el cementerio de la parroquia, donde están enterrados muchos religiosos, ha permanecido en oración silenciosa, y ha encendido una vela.

Después, el Papa ha entrado a la antigua Iglesia del Santo Rosario, fundada por los misioneros portugueses en 1677, ahora convertida ahora en la Capilla de Adoración Perpetua.

A su llegada, el Santo Padre ha sido recibido por Mons. Sebastian Tudu, Obispo de Dinajpur, y de la Superiora General y la Superiora del Instituto que sostiene el orfanato próximo a la capilla.

En el interior hay alrededor de 200 huérfanos y algunas monjas que se ocupan de ellos. Al final de esta visita, después de la bendición, el Papa ha bendecido a los niños, y ha regresado a la Nunciatura Apostólica de Dhaka, donde ha almorzado con sus hermanos de la delegación para el viaje.

Saludo a los niños

El Papa ha dicho a los niños del orfanato: “Os saludo y os doy las gracias por esta alegría, por esta acogida. Muchas gracias a vosotros.

Y quisiera pediros una cosa: rezad por mí. ¿Me lo prometéis? [“¡Sí!”] Ah, muy bien. Y quisiera haceros una sugerencia, quisiera daros un consejo. Por la noche, antes de iros a dormir, rezad un Ave María a la Virgen. Cada noche, antes de iros a la cama, rezad a la Virgen un Ave María. ¿Lo haréis? [“¡Sí!”]

Y ahora recemos a la Virgen todos juntos.

Dios te salve, María…

© Librería Editorial Vaticano

About Rosa Die Alcolea

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación