Dona ahora!

Profesor Carlos López Bravo © Forum Paneuropeo de Cofradías

Prof. López Bravo: Las hermandades deben ser “instrumento de la Nueva Evangelización”

Forum Paneuropeo de Cofradías en Lugano

(zenit – 13 feb. 2020).- El profesor López Bravo considera que las cofradías tienen un gran valor hoy en día, no solo por su patrimonio artístico, sino también por su capacidad de evangelización.

Con motivo del I Forum Paneuropeo de Cofradías que tendrá lugar en Lugano (Suiza) los días 15 y 16 de febrero de 2020, la Oficina de Prensa del evento ha difundido una entrevista al profesor Carlos López Bravo, gran conocedor de la Semana Santa de Sevilla, ciudad andaluza considerada la capital de la vida cofrade.

Carlos López Bravo es doctor en Derecho por la Universidad de Sevilla y profesor titular de Filosofía del Derecho en dicha universidad. Pertenece a las hermandades penitenciales de Montserrat, la Macarena, Los Estudiantes y Gran Poder. Igualmente pertenece a la Sacramental de la Magdalena y a la Hermandad de Gloria de Ntra. Sra. del Amparo. En Montserrat ha desempeñado durante 15 años diversos cargos: fiscal, secretario primero y teniente de Hermano Mayor.

Ha pronunciado multitud de conferencias relacionadas con el patrimonio cultural y la actualidad de las hermandades, y son numerosas sus colaboraciones en boletines y revistas de índole cofrade, destacando su colaboración en el Boletín de las Cofradías. Entre sus trabajos de investigación, destaca el régimen jurídico del patrimonio histórico, artístico y cultural, siendo autor de una monografía sobre el patrimonio cultural del sistema de derechos fundamentales.

Colabora en el Plan General de Formación que desarrolla el Consejo General de Hermandades y Cofradías, como miembro de la comisión doctrinal. También es miembro de la Comisión asesora del Patrimonio Histórico Artístico del Arzobispado de Sevilla y del Consejo Pastoral Diocesano.

A continuación sigue la entrevista completa.

***

Es usted sevillano y pertenece a varias hermandades, algunas muy conocidas, como Montserrat, la Macarena, Los Estudiantes y Gran Poder. ¿Se puede ser sevillano y no ser cofrade? ¿Qué significan las hermandades para la ciudad hispalense?

Es difícil encontrar sevillanos católicos que no sean cofrades o que, al menos, no les guste la Semana Santa y las cofradías.

Las hermandades son fundamentales tanto en la Iglesia hispalense como en la vida social ciudadana. Agrupan a un número importantísimo de fieles católicos y articulan la vida social. Se calcula que, de los casi 700.000 habitantes de la ciudad, unos 200.000 son hermanos de cofradías, o sea que viven su fe católica a través de las mismas, pagan unas cuotas y tienen en ellas una intensa vida social. El resto de la población también vive, de manera más o menos directa, la realidad de las hermandades o cofradías.

Durante 15 años ha ejercido diversos cargos en la hermandad de Montserrat, ¿podría hablarnos de cuándo y cómo fue fundada esta hermandad? ¿Cuál es su misión principal?

La Hermandad de Montserrat fue fundada oficialmente en 1601 (primeras Reglas) aunque hay probabilidad histórica de que la fundaran siglos antes catalanes que se habían instalado en Sevilla desde la reconquista de la ciudad a los musulmanes.

La hermandad tiene como titulares al Santísimo Cristo de la Conversión del Buen Ladrón y a la Santísima Virgen de Montserrat Dolorosa, llamada así en recuerdo de la devota imagen venerada en la montaña de Cataluña. Además, está fusionada con la antigua Hermandad de la Virgen del Rosario del Convento dominico de San Pablo, que fue una de las hermandades rosarianas más antiguas de Europa.

Su misión principal (como todas las hermandades de Sevilla) es triple: culto público, formación cristiana y caridad. Me explico brevemente: el culto público al Santísimo Sacramento, a los misterios de la Pasión de Cristo, a la Santísima Virgen María y a los santos fundamenta la vida de cada hermandad. Las Reglas de cada una recogen los cultos solemnes del año y también los ordinarios (por ejemplo, Misas dominicales y Misas de hermandad algún día de la semana). Son muy importantes las procesiones. La estación de penitencia con los pasos un día determinado de la Semana Santa es importantísimo en cada hermandad. La de Montserrat hace su estación de penitencia a la catedral (procesión hasta la catedral y regreso posterior) en la tarde y noche del Viernes Santo.

La formación en la doctrina cristiana de los miembros de la hermandad es también esencial. Se organizan en diversos niveles según la edad (adultos, jóvenes y niños) y normalmente en colaboración con la parroquia. También se siguen los cursos que organiza el arzobispado y el Consejo General de Cofradías.

La caridad se realiza mediante proyectos de obras asistenciales para los más necesitados. Son proyectos muy diversos según las hermandades. En Montserrat se atiende directamente a familias necesitadas y también a personas en proceso de reinserción social en colaboración con una asociación religiosa. También se participa en el economato del casco antiguo de Sevilla, que facilita la compra necesaria para alimentación y limpieza a precios muy bajos con respecto al mercado.

Ha dictado conferencias y escrito numerosos artículos sobre el patrimonio histórico, artístico y cultural. ¿Cuál ha sido la aportación de las cofradías a este patrimonio a lo largo de la historia?

Enorme. El patrimonio artístico y monumental de las hermandades de Sevilla es extraordinario. Destaca sobre todo la imaginería religiosa, es decir las esculturas de Cristo y la Santísima Virgen, así como de los misterios de la pasión. Pero las cofradías también tienen importantes iglesias y capillas de su propiedad, así como enseres litúrgicos y ornamentales de todo tipo. Una especial atención merecen los pasos de semana santa en talla o en orfebrería y los tejidos bordados característicos de Andalucía.

Ha hablado también sobre la actualidad de las hermandades. En ocasiones se las etiqueta de ser un fenómeno medieval o anticuado, ¿qué decir frente a estas etiquetas?

La vitalidad que tienen las hermandades en Sevilla y en general en toda Andalucía demuestra que son entidades absolutamente válidas hoy en día. En primer lugar, están muy vivas y acogen a todo tipo de personas, y su actividad es grande durante todo el año. En segundo lugar, son transmisoras de la mejor tradición de nuestra religiosidad popular. Por lo tanto son absolutamente válidas y viables. La jerarquía de la Iglesia es consciente plenamente de ello y las considera un dique o muro frente a la secularización.

Estas asociaciones están formadas principalmente por laicos, ¿cuál piensa que puede ser su papel de cara a la Nueva Evangelización?

Su papel es fundamental porque están en contacto directo con todos los sectores de la población. Las hermandades acogen todos los niveles de compromiso cristiano, es decir, que hay personas muy formadas y con una práctica religiosa muy elevada y otras que tienen precisamente a la cofradía como el único cauce para llegar a Dios. Hay que trabajar mucho para mejorar el alcance y profundidad de la formación de los cofrades.

¿Cuál es la presencia de la gente joven en el mundo de las hermandades? ¿Y la presencia femenina?

Es considerable la presencia de jóvenes en los momentos cumbres del año, como el día de la estación de penitencia o los cultos de Cuaresma. La presencia de la mujer siempre ha sido inferior -al menos en lo que se refiere a la vida interna- pero esta tendencia está cambiando con los años, y cada vez hay más chicas junto a los chicos y también más mujeres adultas participando a diario en la vida cofrade.

¿Cuál son sus expectativas con respecto al Forum Paneuropeo que se celebrará en Lugano?

Me parece una oportunidad importante para aunar esfuerzos, pero sobre todo para conocernos todos. Las hermandades tienen que ser un instrumento de la Nueva Evangelización y tenemos una tarea importante que hacer en nuestros respectivos círculos.

Estos días se encuentra en Catania para la fiesta de santa Águeda. El busto de la patrona de la ciudad -que contiene sus reliquias- ha salido en procesión la mañana del 4 de febrero por las calles ante miles de fieles. ¿Cuál es su impresión tras haber vivido esta manifestación masiva de religiosidad popular?

Ya conocía la fiesta de Santa Ágata, que es una maravilla. Tiene importantes puntos en común con nuestras tradiciones religiosas, no en balde Sicilia -como todo el sur de Italia- y España tienen mucha historia común y muchas raíces culturales compartidas. Es magnífico que se conserve la religiosidad popular en Sicilia, aunque por lo que conozco la veo más vulnerable que en Andalucía, donde hay una mayor fortaleza en la estructura interna de las hermandades.

 Fundación Economato Casco Antiguo de Sevilla

Cuarenta hermandades participan en el proyecto social Fundación Economato Casco Antiguo de Sevilla. Se trata de una entidad sin ánimo de lucro constituida a finales del año 2000 con el fin de crear y mantener un economato social para ayudar a familias necesitadas con compras a bajo coste.

Las personas que se benefician de este servicio acuden a las hermandades o Cáritas a solicitar ayuda y, previo estudio de la situación laboral o social en que se encuentran, se les facilita comprar, mediante una cartilla nominativa, productos de primera necesidad de toda índole al 25% de su coste, soportando la hermandad correspondiente el 75% restante. En la actualidad la ayuda llega a más de 500 familias, aunque en tiempos de crisis la cifra abarca a 750 hogares cada mes.

Además de la ayuda a las familias se atiende a 14 conventos de clausura y cinco instituciones benéficas. El personal que asiste el Economato es voluntario. En la actualidad el número de voluntarios es de aproximadamente 150.

About Redacción

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación