Dona ahora!
Conferencia de prensa en el vuelo de regreso de Panamá © Vatican Media

Conferencia de prensa en el vuelo de regreso de Panamá © Vatican Media

El Papa dice ‘no’ a los sacerdotes casados de rito latino y habla sobre el aborto, Venezuela y la Educación Sexual

Rueda de prensa en el vuelo Panamá-Roma

(ZENIT – 1 feb. 2019).- Al regresar de su visita a Panamá, del 22 al 27 de enero de 2019, el Papa Francisco realizó su tradicional “conferencia de prensa” en el vuelo con los periodistas a bordo del avión papal, que abordaron varios temas.

Las primeras preguntas se relacionaron con su recién concluida visita apostólica al país centroamericano con motivo de la 34ª Jornada Mundial de la Juventud, donde compartió con los medios de comunicación sus frutos, la importancia de dar un testimonio positivo a los jóvenes para que permanezcan creíbles y la nobleza que observó en el pueblo panameño.

Cuando se le preguntó sobre los sacerdotes casados, el Pontífice argentino se hizo eco de las palabras de su predecesor, san Pablo VI: “Preferiría dar mi vida antes de cambiar la ley del celibato” para los sacerdotes de rito latino.

Hablando por él mismo, el Papa Francisco declaró: “Personalmente, creo que el celibato es un regalo para la Iglesia y no estoy de acuerdo con permitir que el celibato sea opcional”.

Después de hacer esta declaración explícita, no excluyó el estudio de la pregunta y la posibilidad de que, en circunstancias excepcionales, donde fuera absolutamente necesario, se pudieran considerar algunas excepciones.

Asimismo, los periodistas preguntaron al Papa sobre la próxima reunión para la protección de menores y adultos vulnerables en el Vaticano, del 21 al 24 de febrero de 2019, a la que advirtió que no aumenten las expectativas, ya que abordará tres puntos principales.

El Papa declaró que los tres puntos son los siguientes: concienciar.

  1. “Uno: ofrecer una catequesis: que nos demos cuenta de la tragedia, qué es un niño maltratado, una niña maltratada. Regularmente recibo personas maltratadas [en audiencia]. Recuerdo uno… 40 años sin poder rezar. Es terrible, el sufrimiento es terrible. Que primero, [los obispos] tomen conciencia de esto”.
  2. “Dos: Que sepan lo que hay que hacer, el procedimiento, porque a veces el obispo no sabe qué hacer. Es algo que se ha hecho grande y no ha llegado a todos los ángulos, por así decirlo. Y luego, que hagan programas generales, pero vendrán de todas las conferencias episcopales: lo que debe hacer el obispo, lo que debe hacer el arzobispo que es el metropolitano, lo que debe hacer el presidente de la conferencia episcopal. Pero debe quedar claro qué son, digámoslo en términos un poco jurídicos, que hay protocolos que son claros. Esto es lo principal”.
  3. Los obispos “rezarán”. “Habrá testimonios para ayudar a tomar conciencia y luego una liturgia penitencial para pedir perdón a toda la Iglesia”.

Mientras enfatiza que desarrollar protocolos claros que los obispos saben cómo seguir para prevenir el encubrimiento y ayudar a las víctimas es esencial, el Papa advirtió sobre “expectativas infladas”, y señaló que deberían ser “deflactadas”, ya que “el abuso es un” problema humano”, eso ‘no desaparecerá’, pero debe ser abordado. Destacó que el progreso hacia el que trabajará la Iglesia idealmente podría ayudar al resto de la sociedad.

El Santo Padre también respondió a otras preguntas sobre la crisis en Venezuela, el aborto, la migración y la educación sexual en América Latina.

Aborto: “canta una canción de cuna al cielo”

Respondiendo a una pregunta sobre el aborto, el Papa Francisco reiteró su condena al aborto, pero reconoció este “tipo de misericordia difícil” para las madres que se someten a algo tan devastador, un tipo de drama que solo se “entiende en el confesionario”.

El Papa recalcó: “El mensaje de misericordia es para todos. También para la ‘persona humana’ que está en gestación. Es para todos. Después de este fracaso, también hay misericordia. Pero misericordia  difícil porque el problema no es dar perdón”.

El problema, dijo, es acompañar a una mujer que se ha dado cuenta de lo que significa haber tenido un aborto. “Estas son terribles tragedias”.

La cuestión –dijo– es acompañar a una mujer que se ha dado cuenta de lo que significa haber tenido un aborto. “Estas son terribles tragedias”.

“Una vez escuché a un médico hablar sobre la teoría de que una célula del feto recién concebido va a la médula de la madre y también hay una memoria física. Esto es una teoría, por decir, una mujer cuando piensa en lo que hizo… pero te digo la verdad, tienes que estar en el confesionario y tienes que dar consuelo allí, no puedes decir nada. Es por eso que he abierto el poder [para los sacerdotes] para absolver el aborto por misericordia, porque muchas veces, pero siempre, tienen que reunirse con su hijo “.

“Aconsejo muchas veces cuando llaman, tienen esta angustia: ‘Su hijo está en el cielo, hable con él. Cántale la canción de cuna que no has cantado… no has podido cantarle’. Y hay una manera para que la madre se reconcilie con su hijo. Con Dios ya hay perdón, Dios siempre perdona. Pero también misericordia, que ustedes elaboren sobre esto. La tragedia del aborto, para entenderlo bien, uno debe estar en un confesionario. Terrible”.

El Santo Padre ha criticado el aborto a menudo, comparándolo con la contratación de un “asesino” y diciendo que no se puede matar a alguien para resolver un problema. En la carta del Papa a la Academia Pontificia para la Vida por su 25 aniversario, firmada el 6 de enero de 2019, Francisco apeló por promover y proteger la vida humana en cada etapa de su desarrollo, declarando que “el aborto y la eutanasia son males extremadamente graves que contradicen el Espíritu” de vida.

Educación Sexual

Cuando se le preguntó al periodista de hoy sobre Venezuela, el Papa expresó su apoyo a la población en el país sudamericano “que están sufriendo”.

“Lo que me asusta es el derramamiento de sangre”, dijo. “El problema de la violencia me aterroriza”.

Respecto a la medida de que la educación sexual en las escuelas es necesaria, el Papa enfatizó que este tipo de educación debe comenzar en casa, y aunque reconoció que ser informado o educado en las escuelas sobre este tema tiene su propósito, advirtió contra los métodos que pueden ser “perjudiciales”, es decir, lleno de ‘colonización ideológica’ que podría “destruir a la persona”.

En las preguntas, cuando se les preguntó por qué los jóvenes abandonan la Iglesia, aludió a la falta de testimonio de lo que predican por el clero, los religiosos e incluso los papas. Dijo que necesitamos este testigo y que ciertamente debemos deshacernos de la hipocresía que los desalienta.

“Este es mi orgullo”

El Papa Francisco concluyó llamando a Panamá una nación noble: “encontré la nobleza”. Recordó que en Panamá y en América Latina había algo que no vemos en Europa, “es decir, el orgullo, en este caso de los panameños”.

“Levantan a los niños y te dicen: ‘esta es mi victoria’ ‘, este es mi futuro’ ‘, este es mi orgullo’ ‘. Esto, en medio del invierno demográfico que estamos viviendo en Europa. En Italia, bajo cero”.

“Tiene que hacernos pensar. ¿Cuál es mi orgullo? ¿El turismo? ¿La casa? ¿El perro? ¿O levantar a un niño?”

“¡Gracias! Recen por mí, lo necesito”.

About Deborah Castellano Lubov

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación