Dona ahora!
Concierto en la JMJ 2019 Panamá © La Voz del Desierto

Concierto en la JMJ 2019 Panamá © La Voz del Desierto

JMJ 2019: La ‘Voz del Desierto’ arman “lío” en Panamá

7 conciertos en parroquias y tarimas de la JMJ

(ZENIT – 28 enero 2019).- “Armar lío”, la exhortación que el Papa Francisco hace a los jóvenes del mundo siempre que tiene ocasión, es el leitmotiv de La Voz del Desierto, los “curas rockeros” de Alcalá de Henares, España, que han montado el “lío” en sus conciertos de la Jornada Mundial de la Juventud, celebrada en Panamá del 22 al 27 de enero.

“Un lío constructivo, un lío de amor” repetía el Pontífice el pasado domingo, 27 de enero de 2019, en Panamá, durante su encuentro con los 19.500 voluntarios nacionales e internacionales de la JMJ 2019.

Tres sacerdotes y cuatro laicos forman La Voz del Desierto, conocidos como los “curas rockeros” en España y más allá del continente europeo, la voz del desierto ha llegado hasta tierras americanas.

Precisamente el conjunto madrileño han ofrecido 7 concierto desde el sábado 19 de enero hasta el viernes 25, pasando por parroquias y tarimas de la JMJ, como la de Cinta Costera de Ciudad Panamá, una de los espacios principales de encuentro para los jóvenes con el Santo Padre, con la misión de evangelizar con sus canciones, de “anunciar a Jesucristo a todos”, indican.

La Voz del Desierto son: Alberto Raposo (sacerdote y guitarrista), Julio Alejandre (sacerdote y bajista), Jesús Javier Mora, (sacerdote y cantante), Daniel Gómez, (laico y cantante), Ignacio Ortiz, (laico y guitarrista), Jesús García Ochoa (laico y batería) y Pedro Martínez (laico y teclista).

‘Tu rostro buscaré’

Con 5 discos a sus espaldas, el grupo publicó en marzo de 2017 su sexto álbum ‘Tu rostro buscaré’, lo que les brindó la oportunidad de realizar una gira de conciertos por Estados Unidos llevando su música a Nueva York; Charleston, Simpsonville, Columbia (Carolina del Sur); Frisco (Texas); Oklahoma City (Oklahoma); y Birmingham (Alabama).

La Voz del Desierto no pudo faltar a la Jornada Mundial de la Juventud 2011 de Madrid, y en noviembre de 2012 participaron en Valencia el concierto de apertura del Congreso Nacional de Pastoral Juvenil organizado por la Conferencia Episcopal Española.

Ofrecemos la entrevista que La Voz del Desierto ha concedido a Zenit, a través del sacerdote y cantante principal Jesús Javier Mora.

***

Zenit: ¿Cómo surgió la propuesto de participar en la JMJ 2019 de Panamá?

LVD: El motivo principal de venir a la Jornada Mundial, primero es ser peregrino, venimos como peregrinos, como hemos venido tantas veces, a tantas jornadas mundiales a encontrarnos con Jesucristo, a tener una experiencia de la Iglesia viva, a llenarnos del Espíritu Santo y a salir más enamorados de Jesús y de María y a compartir la fe. Eso es lo primero. Primero la alegría, más bien como peregrinos.

Luego, este año además, se nos ha pedido el poder colaborar en esta Jornada Mundial, en este Ministerio de Alabanza y bendición que es el grupo, la banda de La Voz del Desierto, poder colaborar en un pequeño ámbito que  es animar en los conciertos, cantando, bendiciendo y para nosotros también es otro motivo de alegría que es poder compartir el don que Dios nos ha regalado, este don de la música que a nosotros nos ayuda tantísimo a encontrarnos con Dios a disfrutar de Dios y a vivir la Fe pues compartirlo con tantos cristianos del mundo entero, con esa fuerza de la música a la que juntos, unidos todos, alabamos y bendecimos a Cristo.

Zenit: ¿Cuál es la misión de La Voz del Desierto con los jóvenes?

LVD: Desde el comienzo del grupo, siempre nuestra misión ha sido la de evangelizar, es decir, transmitir el tesoro más grande que tenemos. Todos los que estamos en el grupo, tenemos algo en común que es que un día Cristo tuvo con nosotros un encuentro fuerte, que vivimos la vida de la Iglesia y que queremos estar cada día mas enamoramos del Señor: y también un dolor que es el dolor de ver la gente que se pierde en el mundo por no conocer a Cristo. La gente que sufre tantísimo por que no ponen a Jesús en su vida y nuestro deseo es este, como Juan Bautista anunciar a Cristo, en todos los ambientes, especialmente en los jóvenes, para que puedan tener la experiencia que hemos tenido nosotros, conocer a Cristo y no solo conocerle sino casa día crecer más y más en la amistad y en el amor a Dios.

Zenit: Al haberse celebrado en Madrid la JMJ de 2011, no es esta vuestra primera vez en una JMJ… ¿Cómo estáis viviendo esta experiencia en Panamá?

LVD: Como bien dices, no es nuestra primera JMJ, hemos venido a muchas como peregrinos y esta es la segunda vez que venimos con este servicio como banda a cantar y a alabar, a bendecir. La primera fue en Madrid, esta es la segunda y algo especial de esta JMJ aquí en Panamá, es la acogida brutal del pueblo panameño, es espectacular, no solo de los panameños, sino de todos los hermanos de Sudamérica y de Latino América, es espectacular la acogida y el fervor que tienen, son dos características que yo me llevo por ejemplo ahora a Madrid, a España. Tengo que cuidar muchísimo la acogida, es tremendo como estos hombres acogen, con que amor, como dan la vida, reciben al mismo Jesús.

Segundo, el fervor, como se entusiasman, qué sencillez de corazón como viven la pasión por Cristo en todo. Pues también estamos tocados en esto.

Zenit: ¿Qué cara ponen los chavales al ver en el escenario a unas curas rockeros? 

LVD: Es verdad que de primeras a muchos les sorprende ver a un cura con su alzacuellos y una guitarra eléctrica, cantando, gritando, saltando, nos impresiona, pero es precioso cuando ves  como luego no se quedan solo en esa imagen, sino profundizan que se escucha la letra o realmente escuchan el mensaje, las palabras que les trasmitimos y eso impresiona mucho cuando ves que les va tocando el corazón.

Hoy mismo hemos tenido una experiencia en el concierto: Es una chica que estaba ahí en primera fila, una canción que se llama “la llamada” pues llorando, llorando, pero vamos emocionada y al acabar se acerca uno del grupo a preguntarla y decía pues eso, que había tenido una experiencia muy fuerte, que había sido llamada por Dios, que había sido religiosa y que esa canción, le hacía recordar que ella quería entregar su vida por Cristo y recordaba la alegría cuando entregó su vida al Señor y era como una llamada de nuevo a retomar su vida en serio, a retomar su vocación, a retomar pues para lo que Dios la ha creado, a retomar su vocación, en el fondo, pues eso, a lo que Dios le había creado.

Zenit: ¿Qué frutos le pedís al Señor en esta JMJ?

LVD: El fruto primero que pedimos, es la conversión para nosotros, o sea el salir de aquí convertidos, en el sentido de salir enamorados de Cristo, o sea salir con un chute fuerte de fe y volver a nuestros lugares, a nuestras parroquias, con este amor a Jesucristo, con esta pasión por él, para podérsela luego transmitir a nuestras parroquias, transmitírsela al mundo entero, a toda España, a todas nuestras comunidades.

Entonces el primer fruto es este. El salir, el llenarnos aquí todo lo que podamos del Espíritu Santo y del amor a Dios para luego darlo y el segundo fruto, quizás es también el crecer en experiencia de la Iglesia.

A veces cuando estamos en nuestras parroquias, vivimos la fe en reducido, en nuestro ámbito pequeño. Cuando vienes aquí ves la Iglesia Universal, tantos movimientos, tantos grupos de jóvenes, ministerios, a uno se le abre el horizonte, y la mente, uno entiende que no es solo esta tu grupito sino que la Iglesia es mucho más grande, que la Iglesia tiene una diversidad de carismas que hay que respetar y que hay hermanos que pueden vivir la fe de un modo y que hay que ayudarles y llevarles a Cristo pero con ese estilo concreto.

A mí me abre mucho el corazón el saber respetar cada comunidad que exista, cada grupito que exista, poder dejar que el Espíritu Santo fluya en ellos, acompañarles y llevarles al Señor.

About Rosa Die Alcolea

Profesional con 7 años de experiencia laboral en informar sobre la vida de la Iglesia y en comunicación institucional de la Iglesia en España, además de trabajar como crítica de cine y crítica musical como colaboradora en distintos medios de comunicación. Nació en Córdoba, el 22 de octubre de 1986. Doble licenciatura en Periodismo y Comunicación Audiovisual en Universidad CEU San Pablo, Madrid (2005-2011). Ha trabajado como periodista en el Arzobispado de Granada de 2010 a 2017, en diferentes ámbitos: redacción de noticias, atención a medios de comunicación, edición de fotografía y vídeo, producción y locución de 2 programas de radio semanales en COPE Granada, maquetación y edición de la revista digital ‘Fiesta’. Anteriormente, ha trabajado en COPE Córdoba y ABC Córdoba.

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación