Dona ahora!
Ángelus 23 diciembre 2018 © Vatican Media

Ángelus 23 diciembre 2018 © Vatican Media

Navidad: Las puertas de la comunidad cristiana están abiertas a todos, dice el Papa

Palabras después del Ángelus

(ZENIT – 13 dic. 2018).- En la víspera de Navidad, el 23 de diciembre de 2018, el Papa Francisco dirigió un pensamiento especial “a todos los que están lejos de su familia y de su tierra”. “Nuestro Padre Celestial no os olvida y no os abandona”, dijo mientras celebraba el Ángelus.

“Si eres cristiano”, agregó, “deseo que encuentres en la Iglesia una verdadera familia, donde experimentes la calidez del amor fraternal. Y a todos los que están lejos de sus familias, cristianos y no cristianos, les digo: las puertas de la comunidad cristiana están abiertas, Jesús nace para todos y da a todo el amor de Dios”.

Aquí está nuestra traducción de las palabras del Papa después de la oración mariana en la Plaza de San Pedro.

Palabras del Papa tras el Ángelus.

¡Queridos hermanos y hermanas!

Mis pensamientos se dirigen a la gente de Indonesia afectada por desastres naturales violentos, que han causado graves pérdidas de vidas, personas desplazadas y sin hogar, y daños materiales importantes. Invito a todos a unirse a mí en oración por las víctimas y sus seres queridos. Estoy espiritualmente cerca de los desplazados y de todos aquellos que han sido probados, implorando a Dios por el alivio de su sufrimiento. Pido vuestra solidaridad y el apoyo de la comunidad internacional para no fallar a nuestros hermanos y hermanas.

Oremos juntos …

[Ave María]

Os saludo a todos, fieles de Roma y peregrinos de Italia y de diversos países. Pasado mañana será Navidad y mis pensamientos se dirigirán especialmente a las familias que se reúnen en estos días: el que vive lejos de sus padres regresa a casa; los hermanos buscan encontrarse  … En Navidad es hermoso e importante quedarse en familia.

Pero tantas personas no tienen esta oportunidad, por diferentes razones; y hoy me gustaría dirigirme de manera especial a todos aquellos que están lejos de su familia y de su tierra. Queridos hermanos y hermanas, el Padre Celestial no os olvida y no os abandona. Si eres cristiano, deseo que encuentres en la Iglesia una verdadera familia, que experimentes la calidez del amor fraternal. Y a todos los que están lejos de sus familias, cristianos y no cristianos, os digo: las puertas de la comunidad cristiana están abiertas, Jesús nace para todos y da a todos el amor de Dios. Os deseo un buen domingo. No os olvideis de orar por mí. Buen almuerzo y adiós.

Traducción © Zenit  Raquel Anillo

About Anne Kurian

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación