Décimo quinta catequesis sobre la vejez en audiencia general. Foto: Vatican Media

Vejez y coherencia: una preciosa reflexión del Papa a partir del anciano Eleazar en la catequesis del miércoles 4 de mayo

“Es precisamente la vejez —y esto es bonito para los ancianos— la que aparece aquí como el lugar decisivo, el lugar insustituible de este testimonio. Un anciano que, a causa de su vulnerabilidad, aceptara considerar irrelevante la práctica de la fe, haría creer a los jóvenes que la fe no tiene ninguna relación real con la vida. Les parecería, desde su inicio, como un conjunto de comportamientos que, si es necesario, pueden ser simulados o disimulados, porque ninguno de ellos es tan importante para la vida”, dice el Papa en la catequesis de este miércoles 4 de mayo.

Papa Francisco explica el mandamiento de honrar a los padres, sobre todo a los padres ancianos

“Me permito aconsejar a los padres: por favor, acercad a los hijos, a los niños, a los hijos jóvenes, a los ancianos, acercarles siempre. Y cuando el anciano está enfermo, un poco fuera de sí, acercarles siempre: que sepan que esta es nuestra carne, que esto es lo que ha hecho que nosotros estemos aquí ahora. Por favor, no alejar a los ancianos. Y si no hay otra posibilidad que enviarlos a una residencia, por favor, id a visitarlos y llevad a los niños a verlos: son el honor de nuestra civilización, los ancianos que han abierto las puertas”, ha dicho el Papa.