La figura del papa Francisco como el nuevo paradigma de la comunicación desde la Iglesia Católica fue uno de los ejes centrales de la tercera edición del Seminario Internacional de Comunicación de Iglesia, que se realizó en Santiago los días 13 y 14 de abril.

Organizado por Duoc UC, la Conferencia Episcopal y la Pontificia Universidad Católica de Chile, el seminario se ha consolidado como el principal encuentro latinoamericano entre expertos vaticanistas nacionales e internacionales, quienes se reúnen para reflexionar en torno a la modernización de las estrategias comunicacionales, con el fin de hacer más efectivo el mensaje de la Iglesia en nuestros tiempos, según informa la web de la Conferencia Episcopal de Chile.

La ceremonia de inauguración fue presidida por el Arzobispo de Santiago y Presidente de la Conferencia Episcopal de Chile, Cardenal Ricardo Ezzati; quien aseguró que este encuentro, “año a año, ha sido una verdadera escuela de aprendizaje del complejo mundo de las comunicaciones sociales, para anunciar el evangelio del Señor a los hombres y mujeres de nuestro tiempo” Además, agregó que la comunicación “es también pedagogía que debe llevar a la comunión, que nos hace más solidarios, especialmente con aquellos que viven en las periferias de la cultura y de la dignidad humana. La gran meta de las comunicaciones no se resuelve en comunicar, si no que en favorecer la comunión”.

El evento contó con la participación de ponentes de gran trayectoria en la comunicación de la Iglesia, como Austen Ivereigh, doctor en Filosofía y ex editor del diario The Tablet, quien hoy se desempeña como director de Comunicaciones del Arzobispado de Westminster. También es co-fundador de Catholic Voices y ha publicado varios libros, entre los que destaca el último de ellos, “The Great Reformer”, biografía del papa Francisco.

Bajo el lema “Comunicando en una cultura de Incertidumbre”, en esta oportunidad la consigna fue buscar la manera de avanzar desde una sociedad en la que existe desconfianza en relación con la Iglesia, hacia una cultura del encuentro. Para ello, el seminario se centró en la búsqueda de soluciones prácticas e innovadoras, para que la opinión pública crea y confíe en el mensaje que la Iglesia les ofrece.

Este evento fue también una oportunidad única para analizar el actual momento que vive la Iglesia católica en el mundo, y cómo influye la democratización de la tecnología y las comunicaciones en tiempos de cambios y controversias. Tal como propone la Nueva Evangelización, el desafío es elaborar mensajes acordes con los nuevos tiempos y utilizar nuevas plataformas para entusiasmar a los católicos y a toda la sociedad en su conjunto.

(HSM) (IDV)

console.log("Prueba")