Iglesias protestantes: discusiones doctrinales

Print Friendly, PDF & Email

En las últimas semanas diversos grupos protestantes han mantenido importantes reuniones en las que se han discutido cuestiones de doctrina. A continuación presentamos algunas de las conclusiones más relevantes.

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

En las últimas semanas diversos grupos protestantes han mantenido importantes reuniones en las que se han discutido cuestiones de doctrina. A continuación presentamos algunas de las conclusiones más relevantes.
La Iglesia anglicana
En Inglaterra la cuestión de ordenar o no a las mujeres como obispos sigue dividiendo a los anglicanos. Según informó el periódico el “Times” (10/7/00), a seis años de la iniciativa de ordenar como presbíteros a las mujeres, el Sínodo General de la Iglesia anglicana ha dado los primeros pasos hacia la consagración de obispos femeninos. Durante una reunión en la ciudad de York, el Sínodo votó a favor de ulteriores estudios teológicos sobre la cuestión. Tales investigaciones serán presentadas dentro de dos años y se opina que el estudio servirá como justificación para poder consagrar a las mujeres al episcopado.
En la votación, 36 de los 37 obispos estuvieron a favor de la propuesta. Si en dos años se da luz verde a la propuesta, las primeras consagraciones podrían entonces tener lugar dentro de siete a diez años. Ya tres de las provincias de la comunión anglicana permiten tener obispos del sexo femenino: Estados Unidos, Canadá y Nueva Zelanda. Mientras, en Escocia la Iglesia episcopaliana está más cerca que Inglaterra de tener mujeres como obispos.
Tras la decisión de ordenar a las mujeres como sacerdotes en 1992, y las primeras ordenaciones en 1994, más de 470 sacerdotes anglicanos han dejado el ministerio en protesta. Durante los últimos años aproximadamente dos mil mujeres han accedido al sacerdocio anglicano en Inglaterra y hoy en día constituyen la quinta parte del clero. La oposición al siguiente paso de abrir el episcopado a la mujer no es tan fuerte, dado que la batalla ya fue ganada al posibilitar el sacerdocio a las mujeres. De acuerdo con el “Independent” (11/6/00), alrededor del 80% de los fieles anglicanos están a favor de tener obispos del sexo femenino.
Sin embargo existen otras divisiones dentro de la Iglesia anglicana, como se demostró el pasado junio. Según comunicó el “Telegraph” (25/6/00), un pastor anglicano prohibió a su obispo local confirmar a los niños de su parroquia porque Mons. Selby no ha renunciado a la ordenación de homosexuales activos. Así, el párroco, Rev. Charles Raven, invitó a dos obispos jubilados de Uganda a conferir la confirmación. La discusión comenzó el pasado septiembre cuando el consejo de la parroquia rehusó reconocer al obispo de Worcester como su líder espiritual y afirmó que sólo aceptarían para la confirmación a un obispo que siguiera la decisión de la Conferencia de Lambeth que condena la ordenación de homosexuales activos y los matrimonios entre personas del mismo sexo.
Estados Unidos
En cuanto a Estados Unidos y a la Iglesia Bautista del Sur, el pasado mes de junio celebraron una convención en la que hubo divisiones entre los elementos moderados y los conservadores. Según el “New York Times” (6/6/00), los moderados han establecido sus propios seminarios, misiones y organizaciones porque no están de acuerdo con una interpretación demasiado literal de la Biblia. No obstante por lo visto representan sólo unas 1.500 congregaciones, del total de alrededor de 40.000 congregaciones que forman parte de los Bautistas del Sur. Los Bautistas son el grupo protestante más numeroso del país, con 15,9 millones de fieles.
Antes de la reunión, el entonces presidente de los Bautistas, Rev. Paige Patterson, declaró que no afectaría al grupo si los moderados decidían salir. Patterson observó que en 1999 se formaron 1.479 iglesias nuevas y que la posición conservadora de los Bautistas estaba atrayendo a mucha gente. Esta posición fue confirmada en la convención, como destacó la agencia AP (13/6/00). El Rev. James G. Merritt fue elegido nuevo presidente. Merritt es uno de los miembros más jóvenes de una nueva generación de líderes conservadores.
El día siguiente, la convención aprobó una resolución en la cual declararon que las mujeres no deben servir como pastores. La afirmación carece de fuerza vinculante respecto a las iglesias bautistas, en las cuales hay alrededor de cien mujeres al frente de sus congregaciones. El documento sobre “La fe y el mensaje” fue aprobado por los miles de delegados de la reunión anual. Aunque el documento observa que tanto los varones como las mujeres tienen dones para el servicio en la iglesia, el oficio de pastor se limita a los varones, como la Sagrada Escritura confirma.
En otros cambios a la declaración de fe de los bautistas, se insiste en que la Sagrada Escritura es “literalmente verdadera” y además afirman que no existe la salvación fuera de la fe personal en Cristo como Señor. También urgen a los fieles a oponerse al aborto y a la homosexualidad. Además la convención aprobó una resolución que apoya la pena capital.
Poco tiempo después la Iglesia presbiteriana en Estados Unidos votó a favor de prohibir a los ministros celebrar matrimonios entre personas del mismo sexo. Como informa el “New York Times” (1/7/00), la decisión tiene que ser ratificada por las dos terceras partes de las regiones de la iglesia. Si se consigue esta aprobación, entonces el cambio de la constitución de los presbiterianos entrará en vigor el próximo junio.
En la Asamblea General de los presbiterianos, la votación a favor de la enmienda a la Constitución fue de 268 votos a 251. Los partidarios de la prohibición de la celebración de matrimonios homosexuales explicaron que así se apoya la visión tradicional de los cristianos sobre el matrimonio. En Estados Unidos las congregaciones presbiterianas son 11.400, con 2,6 millones de fieles. El grupo ha tenido un fuerte peso político, contando entre sus miembros con los presidentes Woodrow Wilson, Dwight Eisenhower y Ronald Reagan.
La cuestión de las mujeres y el episcopado también es tema de discusión en Estados Unidos. La Iglesia metodista episcopaliana de África ha dado el paso al elegir a una mujer como obispo por primera vez en su historia. Según informó el “New York Times” (12/7/00), la Rev. Vashti Murphy McKenzie, pastora de una iglesia en Baltimore, es la primera mujer en llegar al puesto de obispo en las tres iglesias metodistas de los negros en el país. Ella era una de los 42 candidatos para el cargo de obispo y salió elegida después de varias votaciones de la reunión nacional de la iglesia. La iglesia cuenta con unas 8.000 congregaciones de alrededor de dos millones y medio de fieles.
Episcopalianos y luteranos se unen
A inicios de julio los líderes de la Iglesia episcopaliana aprobaron una alianza con la Iglesia luterana y dieron el visto bueno a un documento que reconoce a los miembros de las dos iglesias y permite un intercambio de ministros. Según el “Washington Post” (8/7/00), durante la reunión en Denver los casi doscientos obispos episcopalianos confirmaron el proyecto, ya aceptado por los luteranos, de establecer la plena comunión entre las iglesias.
De esta manera los 5,2 millones de luteranos se unen con los 2,4 millones de episcopalianos, si bien ambas iglesias mantienen su propia identidad. Las dos iglesias han experimentado un declive en el número de sus fieles, pero los intentos de unión, que llevan ya treinta años, hasta ahora no habían tenido éxito debido a diferencias sobre la ordenación del clero.
La nueva comunión comienza a partir del próximo enero, aunque todavía hay tensiones sobre la cuestión de los obispos. Los luteranos llaman a sus líderes presidentes en vez de obispos y no todos están de acuerdo con el documento en el cual los líderes luteranos han aceptado a los obispos episcopalianos. Existe la posibilidad de que algunas congregaciones luteranas abandonen la nueva comunión.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }