Las sorpresas de las Jornadas Mundiales de la Juventud en este Jubileo

Al tradicional programa, se le añade en esta ocasión la vivencia del Jubileo

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, 11 agosto (ZENIT.org).- El programa de las Jornadas Mundiales de la Juventud nunca había sido tan rico como en esta ocasión. Al hecho de que más de un millón de jóvenes de todo el mundo se reúnan en torno al sucesor de Pedro para compartir una misma fe, Roma añade la posibilidad de vivir la experiencia del Jubileo en el corazón del catolicismo. Además, estos días, se ofrecerán 300 espectáculos o encuentros al aire libre.

Hasta 1.200.000
Según reveló hoy el arzobispo Cesare Nosiglia, presidente del Comité Italiano para la Jornada, en una rueda de prensa concedida en la Sala de Prensa de la Santa Sede, muchos de los participantes se encuentran en estos momentos esparcidos en su buena parte por la península italiana, conociendo así las estupendas bellezas artísticas y naturales de este país, y disfrutando de la acogida que les han deparado las diócesis en parroquias, escuelas, familias, etc. Entre el 14 y el 15 de agosto, llegarán a Roma 500 mil jóvenes procedentes de más de 160 países.

A lo largo de la semana, el número de participantes aumentará hasta 700.000 y alcanzará y superará la cifra de 1.200.000 en la vigilia del 19 y en la misa del 20. Además, añadió el arzobispo Nosiglia, también estarán presentes 5.000 discapacitados de diversos países, para quienes se ha previsto un tipo de acogida y de asistencia especial.

La acogida
En la tarde del 15 de agosto, todos, extranjeros e italianos, serán acogidos por Juan Pablo II en su casa, en la plaza de San Juan de Letrán, y después en la de San Pedro del Vaticano. Es una de las novedades de estas Jornadas. Hasta ahora eran los jóvenes quienes acogían al Papa.

Reflexión
A continuación, tendrán lugar tres días de catequesis: más de 323 cardenales y obispos de todas las partes del mundo hablaran por las mañanas en 32 idiomas diferentes a los jóvenes peregrinos.

En el primer día, 16 de agosto, las reflexiones se centrarán en el misterio de Dios que se hizo hombre en Jesucristo, la encarnación; el 17 de agosto, en el misterio de la redención; el 18 de agosto, en la consecuencia que se deriva de estos dos grandes misterios del cristianismo: la llamada a la santidad. Tres días de reflexión, de oración, de profundización y de celebración de la fe.

Encuentro
En las tardes de estas tres jornadas, se ha previsto un programa bautizado con el nombre italiano «Incontragiovani» («Encuentra-jóvenes»). Se trata de unos 280 encuentros y espectáculos al aire libre, en los que participan jóvenes de 30 países, en 260 lugares de encuentro. Se trata de conciertos de música ligera y clásica, momentos dirigidos de oración, lectura continua del Evangelio, encuentros ecuménicos, espectáculos teatrales y de danza, coros, exposiciones de arte, proyecciones cinematográficas, debates culturales y espectáculos multimediales. Los jóvenes que participarán en la organización de estos momentos de encuentro y espectáculo proceden de Italia, Estados Unidos, Argentina, Camerún, Lituania, Malawi, Madagascar, Singapur, Vietnam, Siria, España, Francia, Polonia, Chile, Corea del Sur y Japón… Un encuentro de culturas, sensibilidades e historias provenientes de todos los rincones del planeta.

El viernes por la tarde, 18 de agosto, un gran Viacrucis reunirá a los jóvenes en torno a la Cruz de Cristo. El lugar de partida tendrá lugar en la Basílica del «Ara Coeli». La procesión continuará después por la Vía de los Foros Imperiales para desembocar, por último, en el Coliseo.

Durante estos tres días –16, 17 y 18 de agosto– los diferentes grupos de jóvenes vivirán la tradicional experiencia del año santo: podrán realizar su peregrinación jubilar a San Pedro y, antes o después, irán al Circo Máximo, donde podrán acercarse a recibir el sacramento de la Penitencia y la Eucaristía.

Las comidas, se distribuirán en 350 restaurantes móviles en la ciudad, cerca de los lugares de catequesis y de celebraciones.

El momento final
Pero el momento central de la Jornada Mundial comenzará el sábado 19 por la noche, en la gran explanada de Tor Vergata, situada a las puertas de Roma. El Papa vivirá la vigilia con los jóvenes. La gran mayoría de los chicos y chicas pasarán la noche al aire libre –esperando que no llueva–. En esa misma explanada, el domingo por la mañana, tendrá lugar la gran eucaristía, en la que el pontífice enviará a los jóvenes del nuevo milenio a predicar el evangelio de Jesús a los cinco continentes.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación