El arzobispo de San Salvador pide un indulto para los presos

Exige a las autoridades que ofrezcan asistencia legal a los detenidos

Share this Entry

SAN SALVADOR, 14 agosto (ZENIT.org).- El arzobispo de San Salvador, monseñor Fernando Saénz Lacalle, pidió ayer a las autoridades nacionales a que brinden asistencia jurídica a unos 9.000 reclusos de las cárceles de todo el país, afirmando que un 70% de los procesos judiciales están estancados.

El arzobispo de la capital salvadoreña pidió además buscar fórmulas para aplicar un indulto «parcial o total» para quienes han sido sentenciados pero que han mostrado «buena conducta».

«El panorama de los encarcelados es muy triste… una obra de misericordia necesaria en este momento es darles asistencia jurídica», sostuvo el prelado durante una rueda de prensa que concedió al finalizar su tradicional misa dominical en la catedral metropolitana.

Monseñor Saénz Lacalle llamó al Organo Judicial para acelerar los procesos «de manera que se pueda solucionar el problema, que es dijéramos, de gran injusticia para los encarcelados».

Según reveló el arzobispo sólo un 30% de unos 9.000 reos que guardan prisión en distintas cárceles del país, ha sido condenado. El resto tienen sus casos estancados por varios meses.

«Llamamos además a los organismos humanitarios para que se preocupen de este problema, porque pienso que son los pobres más pobres de todos los pobres los que están encerrados sin poderse defender», señaló el arzobispo, quien explicó además que «el indulto puede caer sobre los que ya han recibido sentencia y con esto fecundar la petición del Papa de que todos reciban un indulto parcial aunque sea pequeño, pero que sea significativo».

Abogó además por un indulto total para «un tanto por ciento de los condenados en quienes se pueda ver que la cárcel ha servido para su rehabilitación personal».

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")