El cardenal Sodano aclara las motivaciones de la visita de Haider a Roma

El Estado austríaco de Carintia dona el árbol de Navidad

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, 7 dic (ZENIT.org).- En vísperas de la visita del controvertido político austríaco Joerg Haider al Vaticano, el secretario de Estado vaticano recordó hoy que la Santa Sede está «abierta a todos», incluso a aquellos con quienes no está de acuerdo.

Haider, hará entrega oficial a Juan Pablo II, el próximo 16 de diciembre en Roma del árbol de Navidad que en este año ha sido entregado por el Estado federado austríaco Carintia, de la que es presidente.

Joerg Haider, quien es también líder del Partido Liberal austríaco (FPOE), ha sido acusado en el pasado de realizar declaraciones xenófobas y antisemitas. Tras las últimas elecciones austríacas, logró formar gobierno con el Partido Popular del canciller Wolfgang Schüssel, motivo por el cual la Unión Europea impuso sanciones a Austria, que ahora están siendo levantadas.

Haider viene al Vaticano por casualidad. Antes de que fuera elegido presidente del Estado, se había acordado que en el año 2000 le correspondiera a Carintia entregar el árbol de la Navidad, que adornará el centro de la plaza de San Pedro, junto al Belén monumental.

Se trata de una tradición que instituyó Juan Pablo II, en 1978, y en la que han participado ya numeroso países del centro y el norte de Europa. En ocasiones precedentes, entregaba al pontífice este presente el presidente del país o de la región que hace el regalo.

Al margen del Congreso de la Unión Católica de Maestros de Secundaria de Italia, el cardenal Sodano afirmó esta mañana que confía en que la visita del representante austríaco no genere contestaciones, y confío en el sentido de hospitalidad típico de los italianos.

«No creo que el pueblo italiano, que ama la libertad, y que ha sido educado en los grandes valores de la hospitalidad y de la apertura, se sienta contrariado. Sólo sucederá quizá con algunos grupos marginales».

El año pasado el país que regaló al Papa el árbol de Navidad fue la República Checa y el encargado de hacer el acto de entrega fue el mismo presidente Vaclav Havel.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")