El «doctor muerte» de EE. UU. aplicó la eutanasia a enfermos no terminales

Las víctimas de Jack Kevorkian eran sobre todo divorciadas

Share this Entry

BOSTON, 7 dic (ZENIT.org).- Las autopsias realizadas a 69 de los pacientes a los que Jack Kevorkian, más conocido como el «doctor muerte», ayudó a morir han revelado que el 75 por ciento de esas personas no sufrían una enfermedad terminal.

La noticia fue distribuida ayer en un despacho de la agencia Reuters. En cinco casos ni siquiera se encontraron evidencias clínicas de que el fallecido padecía alguna enfermedad.

Los sorprendentes resultados del estudio, realizado por un equipo de profesores de las universidades de Sur de Florida y Tampa han sido publicados hoy por la revista «New England Journal of Medicine». El estudio tiene en cuenta las muertes de estos pacientes del polémico doctor ocurridas entre 1990 y 1999 en Oakland, en el estado de Michigan.

El estudio sugiere también que el deseo de solicitar ayuda para morir era notablemente superior entre las personas divorciadas o que nunca se habían casado, lo que se explicaría por el hecho de que tenían un mayor sentimiento de soledad y desprotección.

Jack Kevorkian, que ayudó a morir a más de cien personas, cumple actualmente una condena de 10 a 25 años en una prisión de Michigan.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")