Cardenal Rivera: Los niños, primeras víctimas de toda guerra e injusticia

MÉXICO, 12 noviembre 2001 (ZENIT.org).- El Cardenal Norberto Rivera Carrera, arzobispo de México, rezó este domingo por la paz en el mundo y por el respeto de los derechos humanos, en especial de los niños víctimas de la guerra y la violencia.

Share this Entry

Durante la celebración eucarística que presidió en la catedral metropolitana, el arzobispo Primado de México indicó que en las guerras los más afectados siempre son los niños, pues están indefensos y sufren el riesgo de perder la vida por los desplazamientos y la miseria.

Además, muchas veces pierden en la guerra a sus padres. Ahora bien, la situación de los niños no sólo es dramática en el frente de guerra, sino que también están sometidos a otro tipo de violencia, como la que viven los niños de la calle, muy numerosos en México, quienes, separados de padres y hermanos, sufren maltratos, hambre, soledad y están expuestos a caer en la drogadicción y la prostitución.

Hablando de la situación de los niños, el cardenal también denunció las circunstancias que provoca la pobreza, así como la violencia presente en los hogares. Ahora bien, concluyó, añadió, la violencia que alcanza la máxima expresión criminal es cuando el Estado promueve o apoya leyes que favorecen el asesinato en el seno materno.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación