Carta de despedida de la arquidiócesis de Milán del cardenal Martini

Da gracias al Papa, pide una acogida cordial para su sucesor y perdón

Share this Entry

MILÁN, 11 julio 2002 (ZENIT.org).- Un agradecimiento a Juan Pablo II, una invitación a acoger a su sucesor, y una petición de perdón, son los tres mensajes que ha dejado el cardenal Carlo María Martini a sus fieles al hacerse oficial su renuncia en la guía de la arquidiócesis de Milán.

Forman parte de una carta de despedida publicada este jueves [http://www.diocesi.milano.it/vescovo/ ], después de que la Sala de Prensa de la Santa Sede anunciara el nombramiento del cardenal Dionigi Tettamanzi, como sustituto del cardenal Martini en la guía de la arquidiócesis de Milán.

Martini había presentado su renuncia al gobierno pastoral de la arquidiócesis de cinco millones de fieles el 15 de febrero al cumplir los 75 años de edad.

«Estoy sumamente agradecido al Santo Padre por haber aceptado mis renuncia, que le había presentado no sólo por haber alcanzado el límite de edad, sino también por los inevitables límites de energías y de salud, así como por la oportunidad de un cambio y de una renovación por el bien de la diócesis después de más de 22 años de episcopado», explica el purpurado.

«Vuestra fe y vuestra caridad, en particular la de mis más cercanos colaboradores y la de todos aquellos que me han estado cerca con la fidelidad y la oración –reconoce Martini–, han hecho mi tarea, si bien sumamente grave y ardua, «un yugo dulce y una carga ligera»».

«Por todas mis faltas y lagunas pido una vez más perdón a Dios y a todos vosotros, mientras os tengo más presentes que nunca en la oración y en mi corazón», concluye el cardenal.

El cardenal Martini, nacido en 1927, en Turín, entró en la Compañía de Jesús en 1944. Eminente biblista, fue nombrado rector del Pontificio Instituto Bíblico de Roma en 1969. En 1978 pasó a ser rector de la Universidad Pontificia Gregoriana de Roma.

Ante la sorpresa general, Juan Pablo II le nombró arzobispo de Milán en 1979, y le creó cardenal en 1983.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")