La familia, objeto privilegiado de las políticas sociales, según el Papa

CIUDAD DEL VATICANO, 17 enero 2003 (ZENIT.org).- Para Juan Pablo II la familia debe ser el objeto privilegiado de las políticas sociales.

Share this Entry

El pontífice expresó su convicción este jueves al encontrarse este jueves con los administradores de la ciudad y la provincia de Roma y de la región del Lacio para el tradicional intercambio de saludos de Año Nuevo que tiene lugar en el mes de enero.

En el encuentro participaron el alcalde de Roma, Walter Veltroni, el presidente de la Provincia de Roma, Silvano Moffa y de la Región Lacio, Francesco Storace.

El pontífice expresó su preocupación por «la crisis de tantas familias, la escasez de nacimientos y de ahí el envejecimiento de la población» y pidió responder a esta situación a través de la colaboración entre las autoridades eclesiásticas y civiles.

En particular, pidió promover «una sensibilidad renovada acerca del carácter sacro de los lazos familiares, así como la alegría que acompaña el nacimiento y la educación de los hijos».

«La familia fundada en el matrimonio debe ser objeto privilegiado de las políticas sociales», insistió.

Juan Pablo II recalcó la atención que los administradores públicos deben prestar al sector económico, especialmente a las posibilidades de trabajo y al desempleo, así como a la situación de los emigrantes.

«El alto número de inmigrantes que han podido regularizar su situación laboral en estos últimos meses –añadió– confirma que en nuestra sociedad hay un dinamismo que hay que entender y valorar mejor».

El pontífice, por último, pidió el compromiso de todos los políticos para evitar una guerra en Oriente Medio.

«Cuando aumentan los peligros de enfrentamiento y conflicto entre las diversas naciones –dijo el Papa en su discurso– emerge con más claridad y urgencia la misión de amor y por tanto de paz, de comprensión recíproca y de reconciliación propia del cristianismo que corresponde a la vocación histórica de Roma, centro de la catolicidad».

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación