Los católicos de Libia ofrecen una visión diferente de su país

Monseñor Giovanni Martinelli pide misioneros que hablen árabe

Share this Entry

ROMA, 20 febrero 2003 (ZENIT.org).- La visión que tienen los católicos en Libia es muy diferente a la que presenta en ocasiones la prensa occidental.

«Una lectura superficial de Libia definiría a este país como fanático, extremista y tirano, pero en realidad es un país con vocación secular al diálogo», afirma el obispo Giovanni Martinelli, con sede en Trípoli, encargado de asistir a la población católica libia, en su mayoría formada por inmigrantes.

El prelado explica que «el presidente de Libia, Muhamar Gadafi, sólo es presentado en su faceta antioccidental y panarabista, pero en el fondo presenta un Islam reformado, abierto al diálogo con las demás religiones».

«Libia hace de puente entre África y el Mediterráneo, y ha sido desde siempre lugar de convivencia entre razas, culturas y religiones diversas», afirmó el prelado este martes al intervenir en una mesa redonda organizada por el Pontificio Instituto de Estudios Árabes e Islámicos (PISAI) de Roma.

«La propuesta del Islam en Libia es de fidelidad a la religión, pero de apertura al diálogo: en este contexto, no hay lugar para el fundamentalismo», precisó el prelado.

La mayoría de los católicos del país son de Sudán, Polonia, Filipinas, Italia y otras zonas, en particular africanas.

El gran problema que tienen tanto los católicos como sus pastores es la falta de misioneros y laicos que hablen el árabe. Por este motivo, monseñor Martinelli hace un llamamiento a los católicos, en particular a las congregaciones religiosas, para que envíen misioneros que hablen árabe.

Libia, país de tradición beduina y por lo tanto nómada, es un país cristiano desde el año 70 d.C. En el 189 la Iglesia contó con un papa libio, san Víctor I, que guió la barca de Pedro durante algo menos de diez años.

Oficialmente, los católicos son 50.000, aunque el prelado contradice la cifra ofreciendo el dato real de 100.000 bautizados.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")