Juan Pablo II, primer Premio de Caridad y Voluntariado

2.000 personas hacen la propuesta a la Universidad Católica de Murcia

Share this Entry

MURCIA, 24 febrero 2003 (ZENIT.org).- Más de dos mil firmas han apoyado la concesión, por parte de la Universidad Católica San Antonio de Murcia, del primer premio internacional de Caridad al Papa Juan Pablo II, en una ceremonia celebrada la noche del pasado viernes durante una cena solidaria por Sierra Leona.

Junto con el Santo Padre, estaban nominadas las Misioneras de la Caridad de la Madre Teresa de Calcuta.

El presidente de la Ucam, José Luis Mendoza, que hará entrega personalmente al Papa del premio, afirmó durante la entrega de los galardones, que «lo que Juan Pablo II está haciendo por la humanidad, como impulsor de la caridad y la paz, es impagable. Este reconocimiento no se podía negar». Asimismo, manifestó el deseo «de que el Nobel de la Paz vaya a parar a su persona».

Los organizadores del Premio, del que este año ha sido la primera edición, han considerado al Papa candidato idóneo «por ser un hombre con una vida de intensa oración, por su defensa de la cultura de la vida, su trabajo en favor de la dignidad y los derechos humanos, por su papel de mediador en muchos conflictos internacionales, su denuncia de situaciones de injusticia, opresión y marginación, su trabajo en favor de los jóvenes, de los niños, de las mujeres, de los ancianos y de los enfermos y, sobre todo, por vivir con alegría el “Evangelio del sufrimiento” en su ancianidad y en su enfermedad, anteponiendo el bien de la Iglesia al suyo propio y por amar a sus enemigos, perdonando incluso a los que han atentado contra su propia vida, que es el mayor signo de la caridad».

Junto con el Papa, se concedió un premio regional, que recayó en la misionera murciana de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul, Milagros Mateos, actualmente en Camerún. Se concedió también un premio universitario, a un alumno de Obras Públicas, Alfonso Martínez, «por su sentido de la solidaridad como modo de vida».

Finalmente, se concedió una mención de honor a Leonor García por su tarea de entrega gratuita, durante gran parte de su vida, a las labores de la Asociación Internacional de Caridad de San Vicente.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación