México: La Pastoral Social analiza sus motivos y sus desafíos

Se propone mayor colaboración con la sociedad civil

Share this Entry

CIUDAD DE MÉXICO, 24 febrero 2003 (ZENIT.org ).- La acción social de la Iglesia no es una opción, sino un imperativo que ha de basarse en el Evangelio hecho vida, de donde surge la opción por los pobres y la lucha por la justicia y la caridad.

Así intervino monseñor Sergio Obeso, arzobispo de Xalapa y presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social (CEPS) de la Conferencia del Episcopado Mexicano, en la reunión en la que en la semana pasada se analizaron y definieron las directrices de esta pastoral a nivel nacional.

La asamblea se inscribe en un proceso que tiene como meta concluir con un Directorio Nacional de Pastoral Social, el cual será presentado a la asamblea de la CEM en agosto próximo y se publicará en noviembre. Más que un texto doctrinal, el directorio, afirman sus redactores, tiene la intención de ser un acontecimiento histórico que recoja las reflexiones, y acompañamiento comunitario de todos los agentes de la Pastoral Social en México.

Puesto que es en Jesucristo donde la Iglesia encuentra su verdad, «está llamada a encarnar en su vida las opciones del Maestro: por los que sufren, por los que tienen hambre, por los marginados, por los pobres… porque de ellos es el Reino de los Cielos (Cf. Mt 5)», explicó monseñor Obeso.

El prelado recalcó que la Pastoral Social en México no puede prescindir de la vinculación con los grupos de la sociedad civil e invitó a una serena reflexión sobre la necesidad de incrementar esta apertura, «ofreciendo al mundo lo nuestro específico».

En este sentido, constató que hay ambientes en la Iglesia donde parece «que prevalecen los temores a sumarnos a las iniciativas de la sociedad civil que estén en consonancia con el Evangelio».

«La Iglesia no está llamada a hacerlo todo, ni lo puede todo –subrayó monseñor Obeso–. Ella es levadura en la masa y sal de la tierra. Su tarea en muchos momentos será sólo signo que haga presente la novedad del Evangelio».

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")