Los sacerdotes de Roma se unen al Papa en su preocupación por la paz

CIUDAD DEL VATICANO, 6 marzo 2003 (ZENIT.org).- El cardenal Camillo Ruini expresó este jueves a Juan Pablo II la profunda unidad de los sacerdotes de Roma con las preocupaciones del pontífice por la paz en el mundo.

Share this Entry

«En estos días en que su corazón está cargado con la preocupación por la paz –dijo el cardenal Ruini–, unimos además, Santo Padre, a la suya, nuestra humilde oración para que Jesús, Príncipe de la paz, convierta los corazones e inspire a los responsables de las naciones»

En la tradicional audiencia al clero romano al inicio de la Cuaresma, el purpurado ofreció al Santo Padre, con ocasión de sus 25 años de servicio pastoral al frente de la diócesis, un volumen con todos los discursos que el Papa ha dirigido en estos encuentros desde el 2 de marzo de 1979 al 14 de febrero del 2002.

El libro es el resultado «de los regalos que Su Santidad nos ha dado a lo largo de estos 25 años, atendiendo e interpretando nuestras expectativas, aspiraciones y preocupaciones y ofreciéndonos la guía paterna y segura de su palabra iluminadora y estimuladora. Le estamos profundamente agradecidos», manifestó el cardenal Ruini, Vicario general para la diócesis de Roma.

La Iglesia en Roma prosigue, tras el impulso del Gran Jubileo y de la Misión ciudadana que le precedió, en el compromiso de orientar en un sentido misionero la propia vida y la pastoral, una tarea que no es fácil, según explicó el purpurado ante el Santo Padre.

«Hemos podido constatar –añadió– que la fecundidad de la misión viene sólo del Señor, y por eso sus frutos son tanto más copiosos cuanto más auténticos hombres de Dios son los evangelizadores, empezando por nosotros, los sacerdotes».

El cardenal Ruini manifestó finalmente que «hemos concentrado nuestra atención, y sobre todo nuestra oración, en el punto neurálgico para el futuro de la Iglesia: las vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada».

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación