España: El PP podría perder el voto cristiano por indiferencia ante el Papa

Habla Félix Pastor, histórico dirigente del Partido

Share this Entry

MADRID, 28 marzo 2003 (ZENIT.org).- El diario «El Mundo» ha recogido este viernes una entrevista con el protector político del presidente del Gobierno José María Aznar en sus comienzos, Félix Pastor Ridruejo, en la que constata el alejamiento de la cúpula de este Partido Popular (PP) de las posiciones de la Iglesia en el caso de la guerra en Irak

Pastor, de 72 años, presidente de la comisión organizadora del Congreso en el que Aznar fue elegido líder del PP, afirma: «creí hasta el final que la guerra se evitaría por la presencia aplastante del Ejército norteamericano en el Golfo Pérsico. El día en que la guerra se puso en marcha me sentí atónito. Siento ahora lo que sienten muchos de mis compañeros, un profundo dolor. ¿Qué tiene que ver esto con lo que algunos hemos hecho durante los últimos 30 años? Poco tiene que ver, ha saltado por los aires la idea de un PP moderado, humanitario y cristiano en cuanto a próximo a la civilización cristiana».

Félix Pastor se muestra especialmente impresionado por la «lucidez del Papa». «El Papa lo ha visto claro y es curioso porque parecía un personaje apolillado y retrógrado».

«Ha hecho unas manifestaciones profundas y veraces sobre las responsabilidades de conciencia de los líderes políticos que han favorecido la guerra», añade.

La contundencia con la que el Papa se ha pronunciado en contra ha producido «una desafección de los votantes hacia el PP, el voto cristiano va a perderse por la absoluta indiferencia del Gobierno a las posiciones del Papa. No podemos ignorar que nuestro partido, aunque laico, tiene una raíz cristiana muy importante».

Con estas manifestaciones, Félix Pastor se convierte en el segundo político popular de renombre que discrepa públicamente de la posición de su partido respecto a la guerra de Irak. El primero fue el ex ministro de Trabajo y vicepresidente del PP de Andalucía, Manuel Pimentel, quien el pasado fin de semana dimitió de todos sus cargos en el partido por su oposición a la guerra.

Pastor Ridruejo afirma no creer que el presidente del Gobierno sea un belicista. «El presidente Aznar tiene posiciones personales pacifistas, ha tomado decisiones que son incompatibles con actitudes beligerantes, como la eliminación del servicio militar obligatorio, y de ningún modo acepto que haya tenido la intención de participar en ninguna guerra».

También le preocupa mucho el acoso que percibe en las calles contra el PP, que le recuerda a los tiempos duros de Alianza Popular, de la que fue presidente.

«Viví las primeras elecciones y la situación en la que se producía el combate electoral era muy desagradable. Ahora veo que se repite. Algunos piensan que no importa que los chicos revienten los mítines del PP, yo creo que significa mucho. Los ciudadanos, cuando ven un mitin muy conflictivo, piensan que no es el partido de la paz. Nunca pensé que el PP pudiera ser visto como el partido de la guerra».

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación