Obispos europeos y de EE. UU. llevan la solidaridad del Papa a Colombia

En momentos en los que arrecia la violencia

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, 13 mayo 2003 (ZENIT.org).- Una delegación de obispos europeos y de Estados Unidos ha llegado a Colombia para transmitir la solidaridad cristiana de Juan Pablo II y de los católicos de sus países con la población de ese país, golpeada por la violencia.

El arzobispo Paul J. Cordes, presidente del Consejo Pontificio «Cor Unum», quien guía la delegación, lleva un mensaje del Papa en el que espera que esta visita sirva para «manifestar la comunión» eclesial.

Asimismo desea que «sea una ocasión propicia para anunciar con renovada fuerza el mensaje evangélico, especialmente a quienes sufren o están privados de las condiciones mínimas para la subsistencia».

Según el Papa sin solidaridad con Colombia «no puede construirse la paz», en este país desangrado por un conflicto interno de casi cuatro décadas, que deja miles de muertos al año.

Además de monseñor Cordes, participan en la delegación monseñor Josef Sayer, director de «Misereor» (http://www.misereor.de), organismo de ayuda de la Iglesia católica en Alemania, así como representantes de las Conferencias Episcopales de Italia, España, Francia, Austria, Suiza y Estados Unidos, según explica un comunicado distribuido este martes por «Cor Unum» en el Vaticano.

La delegación se encontrará con el nuncio apostólico en Colombia, el arzobispo Beniamino Stella, así como con representantes de la Conferencia Episcopal de Colombia, con obispos de varias regiones y con organizaciones no gubernamentales católicas.

«En los diferentes lugares se dará particular importancia al testimonio de la fe mediante la celebración eucarística, abierta a la participación de todos los fieles», explica «Cor Unum».

Asimismo, la delegación se encontrará con el presidente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez, y con el vicepresidente Francisco Santos Calderón; con el representante de la ONU para los derechos humanos en Colombia, Michael Früling; y con el representante del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados. Entablará también diálogos con políticos y autoridades locales.

El comunicado explica que en el programa está prevista «la visita a los encarcelados de Medellín y a algunos barrios particularmente pobres de Quibdó».

El 17 de mayo tendrá lugar una celebración en Bojayá para recordar a las víctimas de la masacre de Bella Vista del 2 de mayo del año pasado, en la que fueron asesinadas al menos 119 personas en una iglesia en la que buscaban refugio.

El Consejo Pontificio «Cor Unum», organismo vaticano, tiene por misión promover y coordinar la labor de las organizaciones e instituciones de ayuda de la Iglesia católica.

Preside la Fundación «Populorum Progressio» para ayudar a las poblaciones indígenas y campesinas de América Latina, que desde 1992 ha destinado algo más de 15 millones de dólares.

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación