Argentina: Los obispos toman la temperatura al frágil estado de salud de la familia

BUENOS AIRES, 7 noviembre 2003 (ZENIT.orgAICA).- Del 10 al 15 de noviembre, tendrá lugar la Asamblea Plenaria del Episcopado argentino, cuyo tema central será «la familia en nuestro tiempo» y se abordará con la asistencia de destacados profesionales, en su mayoría laicos, y los miembros del Secretariado Nacional para la Familia.

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

Según adelantó la oficina de Prensa del Episcopado, los obispos analizarán aspectos vinculados con la realidad de los católicos frente a la familia y fundamentalmente frente al matrimonio, «base de una familia estable que pueda convertirse en real célula básica de la sociedad. Estarán presentes los aspectos antropológicos, teológicos, culturales y el de la realidad de todos los días».

Los pastores están preocupados porque «hoy, además de una realidad económica que conspira contra la familia, vivimos en una cultura materialista donde se vale por lo que se tiene y no por lo que se es, y que golpea no solo a las familias ya constituidas, sino a los jóvenes que no saben cómo pensar el futuro, carentes de modelos que los motiven y orienten».

Según datos del Censo 2001 que se presentarán a los obispos en la reunión, los hogares unipersonales (personas que viven solas) se duplicaron en los últimos 20 años (de 730.358 a 1.512.788).

Un dato destacado es el aumento de los hogares nucleares (en los que viven los padres o uno de ellos con sus hijos) que pasaron de representar el 58% en 1980 al 63% en 2001.

Ambos crecimientos se apoyan en la caída de los hogares extendidos del 24% al 20%(en los que además de padres e hijos viven abuelos u otros parientes) y sobre todo en la práctica desaparición de los llamados hogares compuestos, que se redujeron al 1% de la población.

La comunicación de prensa añade que «la disminución del porcentaje de hogares extendidos, muestra claramente que los mayores no son bien recibidos en el núcleo familiar y más bien la tendencia a que vivan solos o se los relegue a institutos es cada vez mayor. En el total país la relación es de un hogar extendido por cada 3,45 hogares nucleares, con una tendencia muy fuerte en un extremo, que llega a 4,17 en la zona platense y al 1,9 en el NOA, lo que demuestra que en el interior más pobre la unión de la familia extendida es más fuerte y ayuda claramente a enfrentar los problemas».

Se señala también que «los núcleos conyugales presentan un panorama quizá menos dramático que el que esperan ver los obispos, ya que el 81% de los hogares nucleares están constituidos por matrimonios completos, al menos formados por una pareja estable. Un dato significativo lo demuestra el 19% restante (hogares sin uno de los padres) en los que la proporción de extendidos (que incluyen otro miembro de la familia, generalmente uno o ambos abuelos) trepa al 32%, contra el 17% en el caso de los completos.
Otro dato del último censo comprueba que “pese a las presunciones, el 75% de los hogares están formados por matrimonios legalmente constituidos. De estos el 93% están unidos en una única unión, mientras el 8% son reincidentes».

Los obispos argentinos también estudiarán los guarismos sobre la cantidad de hogares por debajo de la línea de Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI) por cada Región Pastoral en la que está dividida la Argentina: Buenos Aires, 12% por debajo; Platense, 12%; NOA, 27%; Litoral, 16%; NEA, 31%; Centro, 13%; Cuyo, 17% y Patagonia, 15%. La disminución de tales cifras, consideran, constituye “un verdadero desafío”.

El jueves13, a las 18, el nuncio apostólico, monseñor Adriano Bernardini, presidirá en Luján la misa del Episcopado por los 25 años del pontificado de Juan Pablo II, el Papa «que más ha hablado de la familia», según explica la oficina de prensa del episcopado.

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación