Juan Pablo II exige respetar la vida respetando la seguridad en carretera

En la Jornada mundial de las víctimas de la carretera

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, 16 noviembre 2003 (ZENIT.org).- Juan Pablo II ha hecho un llamamiento a respetar la vida propia y la de los demás cumpliendo con las normas de seguridad en la carretera.

El Santo Padre recordó este deber fundamental el domingo, Jornada mundial de las víctimas de la carretera, al encontrarse con los peregrinos que desde la plaza de San Pedro del Vaticano rezaron con él la oración mariana del «Angelus».

Al despedirse de los presentes, el pontífice encomendó a Dios a las personas fallecidas en accidentes de tráfico y renovó «el apremiante llamamiento a tener un comportamiento siempre respetuoso de la vida humana y de las normas de seguridad».

En el año 2000, 1.260.000 personas murieron en el mundo en accidentes en carretera, según datos facilitados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Las lesiones padecidas en accidentes de tráfico son causa del 2,2% de la mortalidad en el mundo, y responsables del 25% del total de las muertes producidas por lesiones. En el mundo entero, las lesiones son una de las principales causas de fallecimiento de las personas de 15 a 44 años de edad, y las lesiones sufridas en accidentes de tráfico son responsables del 25% del total de fallecimientos por lesiones.

En 2000, las colisiones de tráfico figuraron en el noveno lugar entre las causas de mortalidad y morbilidad, al causar el 2,8% del total de muertes y discapacidades en el mundo. Las proyecciones de la OMS indican que en 2020 las lesiones sufridas en accidentes de tráfico podrían constituir la tercera causa de muerte y discapacidad, por delante de otros problemas de salud tales como la malaria, la tuberculosis y el virus del sida.

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación