Episcopado de Guatemala: El Congreso Misionero Americano ya está dando frutos

Menos de seis días para la gran cita de la Iglesia en el continente

Share this Entry

CIUDAD DE GUATEMALA, 19 noviembre 2003 (ZENIT.org).- La Conferencia Episcopal de Guatemala ha hecho público nuevamente su apoyo al II Congreso Americano Misionero, destacando la presencia del enviado papal, el éxito espiritual que hasta la fecha se ha alcanzado y la manifestación de fe del pueblo católico en la peregrinación de las imágenes.

La ciudad de Guatemala fue elegida hace cuatro años sede del II Congreso Americano Misionero (CAM 2), que será celebrado del 25 al 30 del presente mes.

«Como un signo muy hermoso de unidad, todos los obispos de Centroamérica se comprometieron a colaborar activamente en la preparación de este importante evento eclesial», afirman los prelados guatemaltecos en un comunicado difundido el martes pasado.

La Conferencia Episcopal de Guatemala destaca que a los representantes de todos los países del continente americano se unirán «personalidades de la Iglesia, encabezadas por el cardenal Crescenzio Sepe, prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos» como enviado de Juan Pablo II.

Los prelados califican de «larga y fructuosa» la preparación del CAM2, que ha involucrado a «decenas de miles de fieles» y ha movilizado «a enormes multitudes en torno a las imágenes del Santo Cristo de Esquipulas y de la Virgen de Guadalupe, que han recorrido todo el istmo centroamericano a lo largo del Año Santo Misionero».

De ahí que los obispos de Guatemala manifiesten su «esperanza en que su fruto será un renovado impulso evangelizador que nace de la misma vida de Jesucristo, verdadera luz del mundo, anunciado hasta los confines de la tierra».

«Nos consuela la respuesta que los fieles católicos han dado a la invitación que les hiciéramos de participar activamente en diversas y variadas celebraciones de carácter misionero a lo largo del año», reconocen.

Asimismo recuerdan «la generosidad con que varios miles de familias en la capital han ofrecido sus hogares para alojar a los más de tres mil congresistas inscritos».

«Ponemos en las manos del Señor y encomendamos a la oración de todos los fieles el éxito espiritual de este Congreso», concluyen.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")