Avances de las diócesis de Estados Unidos en la prevención de la pederastia

Resultados de una auditoria independiente

Share this Entry

WASHINGTON, 7 enero 2004 (ZENIT.org).- La Iglesia católica está aplicando en su gran mayoría las medidas adoptadas para prevenir la pederastia, ha concluido una auditoria independiente realizada en las diócesis de Estados Unidos.

Según el documento, presentado este martes en Washington a la prensa, el 90 por ciento de las 195 diócesis del país está aplicando con éxito las normas que asumió para prevenir abusos de sacerdotes.

En la mayor parte de sus elementos, el informe establece que el 98 por ciento de las diócesis investigadas están aplicando la «Carta parta la protección de niños y jóvenes», adoptada por los obispos estadounidenses en junio de 2002.

Sólo fue inferior al 98 por ciento el cumplimiento de dos indicaciones establecidas por la Carta: establecer programas que tengan ambientes seguros en su conjunto en toda la diócesis (91 por ciento), y verificar el pasado de todos los empleados y voluntarios que trabajan con menores (93 por ciento).

El informe se redactó después con información recogida por un grupo independiente de Boston, el Gavin Group en 191 de las 195 diócesis y eparquías de Estados Unidos. Fue presentado en una rueda de prensa, en la que participó el presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos, el obispo Wilton Gregory.

La investigación ha sido guiada por Kathleen McChesney, ex agente del FBI y jefe del departamento del episcopado que lleva por nombre «Office of Child and Youth Protection».

La Iglesia en Estados Unidos en los primeros meses del año 2002 había quedado sacudida por casos de abusos sexuales de menores atribuidos a sacerdotes.

«Hay un progreso claro a la hora de lograr la implementación de todas las recomendaciones y los obispos estamos cumpliendo con nuestras promesas», afirmó en el encuentro con los periodistas monseñor Gregory.

William A. Gavin, presidente del Gavin Group, explicó en la rueda de prensa que las auditorias habían sido en un primer momento motivo de preocupación para muchos obispos, pero más tarde «se convirtieron en algo sumamente útil para constatar algunas deficiencias [en los sistemas de prevención] que no conocían».

En sus 388 páginas, el informe reconoce el esfuerzo realizado por los obispos estadounidenses en la aplicación de la Carta y propone 52 recomendaciones para que sea mejorada, en particular, promoviendo la participación de las parroquias.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")