China: Liberado el sacerdote condenado por publicar himnos religiosos

Ha pasado cuatro años en prisión

Share this Entry

WENZHOU, viernes, 9 enero 2004 (ZENIT.org).- El padre Paul Jiang Sunian, de la diócesis de Wenzhou (provincia china de Zhejiang), en prisión por haber publicado himnos religiosos sin las autorizaciones pertinentes, fue puesto en libertad el día de Navidad, dos años antes de que se cumpliera el término de su condena.

De 35 años de edad, el sacerdote recuperó la libertad por motivos de «buena conducta», según confirma la agencia católica asiática «Uca news».

Arrestado el 25 de noviembre de 1999 –pero oficialmente detenido desde el 23 de diciembre de aquel año–, el padre Jiang fue considerado culpable de haber publicado ilegalmente 120 mil libritos de himnos religiosos en 1997.

En abril de 2000, fue condenado a seis años de cárcel y a pagar una multa equivalente a casi 26.000 euros. La agencia citada asegura que el sacerdote no ha recibido un trato demasiado severo durante la detención.

Subraya sin embargo que en Wenzhou la Iglesia «clandestina» –no reconocida por el gobierno de Pekín– no puede ejercer de hecho su labor.

El obispo de Wenzhou, monseñor James Lin Xili, ha sido privado de la libertad de movimiento y confinado en la catedral de la Iglesia «oficial» –que no reconoce la autoridad del Papa y está autorizada por el gobierno chino–.

Un sacerdote de la misma diócesis, el padre Lu Xiaozhou, fue detenido el pasado mes de junio cuando se dirigía a un hospital para atender a los enfermos, mientras que otros religiosos de la Iglesia «clandestina» se ven obligados a esconderse de las fuerzas de seguridad.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")